Información

Kahneman agrega uno / tres ejercicios

Kahneman agrega uno / tres ejercicios



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

En su libro Pensar, rápido y lento, Daniel Kahneman describe un ejercicio mental al que llama Agrega uno:

Para empezar, cree varias cadenas de 4 dígitos, todas diferentes, y escriba cada cadena en una tarjeta de índice. Coloque una tarjeta en blanco encima de la baraja. La tarea que realizará se llama Add-1. Aquí es cómo va:

Empiece a batir a un ritmo constante. Retire la tarjeta en blanco y lea los cuatro dígitos en voz alta. Espere dos tiempos, luego informe una cadena en la que cada uno de los dígitos originales se incrementa en 1. Si los dígitos en la tarjeta son 5294, la respuesta correcta es 6305. Mantener el ritmo es importante.

Esta descripción es un poco vaga y me pregunto cómo se supone que funciona exactamente el ejercicio. No menciona cubrir la tarjeta antes de informar los dígitos modificados. Esto permitiría realizar las transformaciones sobre la marcha dígito a dígito. Esto no suena desafiante en absoluto y no se ajusta a las siguientes declaraciones de Kahneman sobre la carga de la memoria de trabajo, en particular:

Pocas personas pueden hacer frente a más de cuatro dígitos en la tarea Add-1.


Mi suposición era que él se refería a algo así:

  • Beat 1: Descubrir tarjeta
  • Beat 2: leer en voz alta el primer dígito
  • Beat 3: leer en voz alta el segundo dígito
  • Beat 4: leer en voz alta el tercer dígito
  • Beat 5: leer en voz alta el cuarto dígito
  • Beat 6: espera + tarjeta de presentación
  • Beat 7: espera
  • Beat 8: Diga el primer dígito + 1
  • Beat 9: Diga el segundo dígito + 1
  • Beat 10: di el tercer dígito + 1
  • Beat 11: Diga el cuarto dígito + 1

Sin embargo, una búsqueda rápida en Google revela algunas implementaciones, por ejemplo:

  • Esta publicación de blog resultó en un video de YouTube del ejercicio.
  • Entrenador de pensamiento lento para aplicaciones de Android.

Para mi sorpresa, ambos intentos utilizan la versión aburrida de informar los dígitos transformados mientras los veo.

Mi pregunta: ¿Existe una mejor descripción del ejercicio que se utilizó originalmente en los estudios científicos?


Acabo de encontrar la misma sección a la que mencionaste anteriormente en el fascinante libro de Kahneman. Como tú, tenía curiosidad por saber cómo realizarlo. Tiene toda la razón, Add-1 (y Add-3 para el caso) parece relativamente trivial si puede ver los dígitos mientras realiza la aritmética.

Así que busqué el estudio real del autor y encontré una descripción más detallada resumida en otro libro suyo, Atención y Esfuerzo (1973). Consulte la página 20, que revela que el experimento fue en realidad más difícil de lo que se describe en Pensar, rápido y lento Debido a que los dígitos se pronunciaron uno a la vez (en lugar de ver visualmente los 4 juntos), cada dígito tuvo que recordarse durante varios segundos hasta que se requirió la aritmética.

La tarea principal involucró la transformación de una cadena de dígitos: el sujeto escuchó una serie de cuatro dígitos (por ejemplo, 3916) a una velocidad de un dígito / segundo, y se le indicó que hiciera una pausa por un segundo y luego respondiera con una transformación de esa serie (4027), sumando 1 a cada dígito del conjunto original.

Creo que una forma más precisa de recrear el experimento original con tarjetas de índice sería escribir solo 1 dígito en cada tarjeta.


Domando nuestra intuición

La primera lección para pensar con claridad es cuestionarse cómo piensa. No debemos simplemente creer en todo lo que se nos ocurra; nuestras creencias deben estar limitadas por la lógica. No es necesario que se convierta en un experto en probabilidades para dominar su intuición, pero comprender los conceptos simples le ayudará. Hay dos reglas principales que vale la pena repetir a la luz del sesgo de representatividad:

1) Todas las probabilidades suman 100%.

Esto significa que si cree que hay un 90% de probabilidad de que llueva mañana, hay un 10% de probabilidad de que no llueva mañana.

Sin embargo, dado que cree que solo hay un 90% de probabilidad de que llueva mañana, no puede estar 95% seguro de que lloverá mañana por la mañana.

Normalmente cometemos este tipo de error, cuando queremos decir que, si llueve, hay un 95% de probabilidad de que suceda por la mañana. Esa es una afirmación diferente y la probabilidad de que llueva mañana por la mañana bajo tales premisas es 0.9 * 0.95 = 85.5%.

Esto también significa que las probabilidades de que, si llueve, no llueva por la mañana, son 90.0% -85.5% = 4.5%.

2) El segundo principio se llama regla de Bayes.

Nos permite ajustar correctamente nuestras creencias con el diagnóstico de la evidencia. La regla de Bayes sigue la fórmula:

En esencia, la fórmula establece que las probabilidades posteriores son proporcionales a las probabilidades anteriores multiplicadas por la probabilidad. Kahneman cristaliza dos claves para el razonamiento bayesiano disciplinado:

• Ancle su juicio sobre la probabilidad de un resultado en una tasa base plausible.
• Cuestione el diagnóstico de su evidencia.

Kahneman lo explica con un ejemplo:

Si cree que el 3% de los estudiantes de posgrado están matriculados en ciencias de la computación (la tasa base), y también cree que la descripción de Tom es 4 veces más probable para un estudiante de posgrado en ciencias de la computación que en otros campos, entonces la regla de Bayes dice debes creer que la probabilidad de que Tom sea un estudiante de informática es ahora del 11%.

Cuatro veces más probable significa que esperamos que aproximadamente el 80% de todos los estudiantes de ciencias de la computación se parezcan a Tom. Usamos esta proporción para obtener las probabilidades ajustadas. (El cálculo es el siguiente: 0.03 * 0.8 / (0.03 * 0.8 + ((1-0.03) * (1-0.8))) = 11%)

La forma más fácil de mejorar en la toma de decisiones es asegurarse de cuestionar sus suposiciones y seguir pruebas sólidas. Cuando la evidencia sea anecdótica, ajuste mínimamente y confíe en las tasas base. Lo más probable es que te sorprendas gratamente.

¿Quieren más? Echa un vistazo a nuestra colección cada vez mayor de modelos mentales y prejuicios y ponte manos a la obra.


Domando nuestra intuición

La primera lección para pensar con claridad es cuestionarse cómo piensa. No debemos simplemente creer en todo lo que se nos ocurra; nuestras creencias deben estar limitadas por la lógica. No es necesario que se convierta en un experto en probabilidades para dominar su intuición, pero comprender los conceptos simples le ayudará. Hay dos reglas principales que vale la pena repetir a la luz del sesgo de representatividad:

1) Todas las probabilidades suman 100%.

Esto significa que si cree que hay un 90% de probabilidad de que llueva mañana, hay un 10% de probabilidad de que no llueva mañana.

Sin embargo, dado que cree que solo hay un 90% de probabilidad de que llueva mañana, no puede estar 95% seguro de que lloverá mañana por la mañana.

Normalmente cometemos este tipo de error, cuando queremos decir que, si llueve, hay un 95% de probabilidad de que suceda por la mañana. Esa es una afirmación diferente y la probabilidad de que llueva mañana por la mañana bajo tales premisas es 0.9 * 0.95 = 85.5%.

Esto también significa que las probabilidades de que, si llueve, no llueva por la mañana, son 90.0% -85.5% = 4.5%.

2) El segundo principio se llama regla de Bayes.

Nos permite ajustar correctamente nuestras creencias con el diagnóstico de la evidencia. La regla de Bayes sigue la fórmula:

En esencia, la fórmula establece que las probabilidades posteriores son proporcionales a las probabilidades anteriores multiplicadas por la probabilidad. Kahneman cristaliza dos claves para el razonamiento bayesiano disciplinado:

• Ancle su juicio sobre la probabilidad de un resultado en una tasa base plausible.
• Cuestione el diagnóstico de su evidencia.

Kahneman lo explica con un ejemplo:

Si cree que el 3% de los estudiantes de posgrado están matriculados en ciencias de la computación (la tasa base), y también cree que la descripción de Tom es 4 veces más probable para un estudiante de posgrado en ciencias de la computación que en otros campos, entonces la regla de Bayes dice debes creer que la probabilidad de que Tom sea un estudiante de informática es ahora del 11%.

Cuatro veces más probable significa que esperamos que aproximadamente el 80% de todos los estudiantes de ciencias de la computación se parezcan a Tom. Usamos esta proporción para obtener las probabilidades ajustadas. (El cálculo es el siguiente: 0.03 * 0.8 / (0.03 * 0.8 + ((1-0.03) * (1-0.8))) = 11%)

La forma más fácil de mejorar en la toma de decisiones es asegurarse de cuestionar sus suposiciones y seguir pruebas sólidas. Cuando la evidencia sea anecdótica, ajuste mínimamente y confíe en las tasas base. Lo más probable es que te sorprendas gratamente.

¿Quieren más? Echa un vistazo a nuestra colección cada vez mayor de modelos mentales y prejuicios y ponte manos a la obra.


Contenido

La falta de atención, la hiperactividad (inquietud en los adultos), el comportamiento perturbador y la impulsividad son comunes en el TDAH. [47] [48] Las dificultades académicas son frecuentes al igual que los problemas con las relaciones. [47] Los síntomas pueden ser difíciles de definir, ya que es difícil trazar una línea donde terminan los niveles normales de inatención, hiperactividad e impulsividad y comienzan los niveles significativos que requieren intervenciones. [49]

Según la quinta edición de la Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-5), los síntomas deben estar presentes durante seis meses o más en un grado mucho mayor que otros de la misma edad. [1] deben causar problemas importantes de funcionamiento en al menos dos entornos (por ejemplo, social, escolar / laboral o en el hogar). [1] Los criterios deben haberse cumplido antes de los doce años para recibir un diagnóstico de TDAH. [1] Esto requiere al menos 6 síntomas de falta de atención o hiperactividad / impulsividad para los menores de 17 años y al menos 5 para los mayores de 17 años. [1]

Subtipos Editar

El TDAH se divide en tres presentaciones principales: predominantemente desatento (ADHD-PI o ADHD-I), predominantemente hiperactivo-impulsivo (ADHD-PH o ADHD-HI) y tipo combinado (ADHD-C). [1] [49]

La tabla "Síntomas del DSM-5" enumera los síntomas de ADHD-I y ADHD-HI. Se excluyen los síntomas que pueden explicarse mejor por otra afección psiquiátrica o médica que tenga el individuo.

  • Se distraiga fácilmente, se pierda detalles, olvide cosas y cambie con frecuencia de una actividad a otra
  • Tiene dificultad para concentrarse en una tarea
  • Se aburren con una tarea después de solo unos minutos, a menos que hagan algo que les guste
  • Tiene dificultad para enfocar la atención en organizar o completar una tarea.
  • Tiene problemas para completar o entregar las tareas, a menudo pierde cosas (por ejemplo, lápices, juguetes, asignaciones) necesarias para completar tareas o actividades.
  • Parece no estar escuchando cuando se le habla
  • Sueña despierto, te confundes fácilmente y muévete lentamente
  • Tienen dificultad para procesar información con tanta rapidez y precisión como los demás.
  • Lucha por seguir las instrucciones
  • Tiene problemas para comprender los detalles, pero pasa por alto los detalles.
  • Agitarse o retorcerse mucho
  • Habla sin parar
  • Corre, toca o juega con cualquier cosa y todo a la vista
  • Tiene problemas para quedarse quieto durante la cena, la escuela y mientras hace la tarea.
  • Estar constantemente en movimiento
  • Tiene dificultad para realizar tareas o actividades tranquilas.
  • Ser impaciente
  • Hacer comentarios inapropiados, mostrar sus emociones sin moderación y actuar sin tener en cuenta las consecuencias.
  • Tienen dificultad para esperar las cosas que quieren o esperar su turno en los juegos.
  • A menudo interrumpe conversaciones o actividades de otros.

Las niñas con TDAH tienden a mostrar menos síntomas de hiperactividad e impulsividad, pero más síntomas de falta de atención y distracción. [52] Los síntomas de hiperactividad tienden a desaparecer con la edad y se convierten en inquietud interior en adolescentes y adultos con TDAH. [23] Sin embargo, no figura como síntoma oficial de esta afección, la desregulación emocional se entiende generalmente como un síntoma muy común del TDAH. Junto con eso, antes de tener el título de TDAH, la desregulación emocional se enumeraba comúnmente como un síntoma de esta condición.

Las personas con TDAH de todas las edades tienen más probabilidades de tener problemas con las habilidades sociales, como la interacción social y la formación y el mantenimiento de amistades. Esto es cierto para todas las presentaciones. Aproximadamente la mitad de los niños y adolescentes con TDAH experimentan rechazo social por parte de sus compañeros en comparación con el 10-15% de los niños y adolescentes sin TDAH. Las personas con déficit de atención son propensas a tener dificultades para procesar el lenguaje verbal y no verbal, lo que puede afectar negativamente la interacción social. También pueden quedarse dormidos durante las conversaciones, perder las señales sociales y tener problemas para aprender habilidades sociales. [53]

Las dificultades para controlar la ira son más comunes en los niños con TDAH [54], al igual que la mala escritura [55] y los retrasos en el habla, el lenguaje y el desarrollo motor. [56] [57] Aunque causa una dificultad significativa, muchos niños con TDAH tienen una capacidad de atención igual o mejor que la de otros niños para las tareas y temas que encuentran interesantes. [11]

Comorbilidades Editar

En los niños, el TDAH se presenta con otros trastornos aproximadamente en dos tercios de las veces. [11]

Otras condiciones del neurodesarrollo son comorbilidades comunes. El trastorno del espectro autista (TEA) afecta las habilidades sociales, la capacidad para comunicarse, el comportamiento y los intereses. [58] A partir de 2013, el DSM-5 permite un diagnóstico simultáneo de TEA y TDAH. [59] Se ha descubierto que las discapacidades del aprendizaje ocurren en aproximadamente el 20-30% de los niños con TDAH. Las discapacidades del aprendizaje pueden incluir trastornos del desarrollo del habla y el lenguaje y trastornos de las habilidades académicas. [60] El TDAH, sin embargo, no se considera una discapacidad de aprendizaje, pero con mucha frecuencia causa dificultades académicas. [60] Las discapacidades intelectuales [1] y el síndrome de Tourette [58] también son comunes.

El TDAH a menudo es comórbido con trastornos disruptivos, del control de los impulsos y de la conducta. El trastorno de oposición desafiante (ODD) ocurre en aproximadamente el 25% de los niños con una presentación desatendida y en el 50% de los que tienen una presentación combinada. [1] Se caracteriza por un estado de ánimo enojado o irritable, un comportamiento discutidor o desafiante y una actitud de venganza que son inapropiados para la edad. El trastorno de conducta (EC) se presenta en aproximadamente el 25% de los adolescentes con TDAH. [1] Se caracteriza por agresiones, destrucción de bienes, engaños, robos y violaciones a las reglas. [61] Los adolescentes con TDAH que también tienen EC tienen más probabilidades de desarrollar un trastorno de personalidad antisocial en la edad adulta. [62] Las imágenes cerebrales respaldan que la EC y el TDAH son afecciones separadas, en las que se demostró que el trastorno de conducta reduce el tamaño del lóbulo temporal y el sistema límbico y aumenta el tamaño de la corteza orbitofrontal, mientras que se demostró que el TDAH reduce las conexiones en el cerebelo y prefrontal. corteza más ampliamente. El trastorno de conducta implica más deterioro en el control de la motivación que el TDAH. [63] El trastorno explosivo intermitente se caracteriza por estallidos de ira repentinos y desproporcionados y, por lo general, coexiste con el TDAH. [1]

La ansiedad y los trastornos del estado de ánimo son comorbilidades frecuentes. Se ha descubierto que los trastornos de ansiedad ocurren con mayor frecuencia en la población con TDAH. [64] Esto también se aplica a los trastornos del estado de ánimo (especialmente el trastorno bipolar y el trastorno depresivo mayor). Los niños diagnosticados con el subtipo combinado de TDAH tienen más probabilidades de tener un trastorno del estado de ánimo. [64] Los adultos con TDAH a veces también tienen trastorno bipolar, que requiere una evaluación cuidadosa para diagnosticar y tratar con precisión ambas afecciones. [sesenta y cinco]

[66] Los trastornos del sueño y el TDAH suelen coexistir. También pueden ocurrir como un efecto secundario de los medicamentos que se usan para tratar el TDAH. En los niños con TDAH, el insomnio es el trastorno del sueño más común y la terapia conductual es el tratamiento preferido. [67] [68] Los problemas para iniciar el sueño son comunes entre las personas con TDAH, pero a menudo tienen el sueño profundo y tienen dificultades significativas para levantarse por la mañana. [69] La melatonina a veces se usa en niños que tienen insomnio al inicio del sueño. [70] Específicamente, se ha descubierto que el trastorno del sueño, el síndrome de piernas inquietas, es más común en personas con TDAH y, a menudo, se debe a anemia por deficiencia de hierro. [71] [72] Sin embargo, las piernas inquietas simplemente pueden ser parte del TDAH y requieren una evaluación cuidadosa para diferenciar entre los dos trastornos. [73] Las personas con TDAH también tienen un mayor riesgo de enuresis persistente. [74] El trastorno de la fase tardía del sueño también es una comorbilidad bastante común de las personas con TDAH. [75]

Existen otras afecciones psiquiátricas que a menudo son comórbidas con el TDAH, como los trastornos por uso de sustancias. Los adolescentes y adultos con TDAH tienen un mayor riesgo de abuso de sustancias. [23] Esto se ve más comúnmente con alcohol o cannabis. [23] La razón de esto puede ser una vía de recompensa alterada en el cerebro de las personas con TDAH. [23] Esto dificulta la evaluación y el tratamiento del TDAH, y los problemas graves de abuso de sustancias generalmente se tratan primero debido a sus mayores riesgos. [76] Otras afecciones psiquiátricas incluyen el trastorno de apego reactivo, [1] caracterizado por una incapacidad severa para relacionarse socialmente de manera apropiada y un ritmo cognitivo lento, un grupo de síntomas que potencialmente comprende otro trastorno de atención y puede ocurrir en 30 a 50% de los casos de TDAH , independientemente del subtipo. [77]

Algunas condiciones no psiquiátricas también son comorbilidades del TDAH. Esto incluye la epilepsia, [58] una afección neurológica caracterizada por convulsiones recurrentes. Además, una revisión sistemática de 2016 encontró una asociación bien establecida entre el TDAH y la obesidad, el asma y los trastornos del sueño, y evidencia tentativa de asociación con la enfermedad celíaca y la migraña, [78] mientras que otra revisión sistemática de 2016 no apoyó un vínculo claro entre la enfermedad celíaca y la migraña. TDAH, y afirmó que se desaconseja la detección de rutina de la enfermedad celíaca en personas con TDAH. [79]

Inteligencia Editar

Ciertos estudios han encontrado que las personas con TDAH tienden a tener puntuaciones más bajas en las pruebas de coeficiente intelectual (CI). [80] La importancia de esto es controvertida debido a las diferencias entre las personas con TDAH y la dificultad para determinar la influencia de los síntomas, como la distracción, en puntuaciones más bajas que en la capacidad intelectual. [80] En los estudios del TDAH, los coeficientes intelectuales más altos pueden estar sobrerrepresentados porque muchos estudios excluyen a las personas que tienen un coeficiente intelectual más bajo a pesar de que aquellos con TDAH puntúan en promedio nueve puntos menos en las medidas de inteligencia estandarizadas. [81] En las personas con alta inteligencia, existe un mayor riesgo de que se pierda el diagnóstico de TDAH, posiblemente debido a las estrategias compensatorias en las personas muy inteligentes. [82]

Los estudios de adultos sugieren que las diferencias negativas en la inteligencia no son significativas y pueden explicarse por problemas de salud asociados. [83]

Investigación de rasgos positivos Editar

Los posibles rasgos positivos del TDAH son una nueva vía de investigación y, por lo tanto, son limitados. [84] Se están realizando estudios sobre si los síntomas del TDAH podrían ser potencialmente beneficiosos.

Una revisión de 2020 encontró que la creatividad puede estar asociada con los síntomas del TDAH, en particular el pensamiento divergente y la cantidad de logros creativos, pero no con el trastorno del TDAH en sí, es decir, no se ha encontrado en pacientes diagnosticados con el trastorno, solo en pacientes con síntomas subclínicos. o aquellos que poseen rasgos asociados con el trastorno. [84] El pensamiento divergente es la capacidad de producir soluciones creativas que difieren significativamente entre sí y considerar el problema desde múltiples perspectivas. [84] Aquellos con síntomas de TDAH podrían beneficiarse de esta forma de creatividad, ya que tienden a tener una atención difusa, lo que permite un cambio rápido entre los aspectos de la tarea en consideración. [84] La memoria asociativa flexible, lo que les permite recordar y utilizar la ideas que se asocian con la creatividad y la impulsividad, lo que hace que las personas con síntomas de TDAH consideren ideas que otros pueden no tener. [84] Sin embargo, las personas con TDAH pueden tener dificultades con el pensamiento convergente, que es un proceso de creatividad que requiere un esfuerzo sostenido y un uso constante de las funciones ejecutivas para eliminar las soluciones que no son creativas en una sola área de investigación. [84] Las personas con el trastorno real a menudo luchan con el funcionamiento ejecutivo. [85]

En el espíritu empresarial, ha habido interés en los rasgos de las personas con TDAH. [86] [87] Esto se debe en parte a que varios empresarios de alto perfil tienen rasgos que podrían estar asociados con el TDAH. [88] Algunas personas con TDAH están interesadas en el espíritu empresarial y tienen algunos rasgos que podrían considerarse útiles para las habilidades empresariales: curiosidad, apertura a la experiencia, impulsividad, asunción de riesgos e hiperconcentración. [87]

En un nivel puramente mecánico, generalmente se comprenden los mecanismos sintomáticos del TDAH. El TDAH es generalmente el resultado de una disfunción neurológica, más específicamente, procesos relacionados con la producción y uso de dopamina en el cerebro. Dicho esto, la mayoría de los casos de TDAH son de causas desconocidas. [89] [90] Se cree que implica interacciones entre la genética y el medio ambiente. [89] [90] [91]

Genética Editar

Los estudios de gemelos indican que el trastorno a menudo se hereda de los padres de la persona, y que la genética determina aproximadamente el 75% de los casos en niños y el 35% a potencialmente el 75% de los casos en adultos. [92] Los hermanos de niños con TDAH tienen de tres a cuatro veces más probabilidades de desarrollar el trastorno que los hermanos de niños sin el trastorno. [93]

La excitación está relacionada con el funcionamiento dopaminérgico y el TDAH se presenta con un funcionamiento dopaminérgico bajo. [94] Por lo general, están involucrados varios genes, muchos de los cuales afectan directamente la neurotransmisión de dopamina. [95] [96] Aquellos involucrados con la dopamina incluyen DAT, DRD4, DRD5, TAAR1, MAOA, COMT y DBH. [96] [97] [98] Otros genes asociados con el TDAH incluyen SERT, HTR1B, SNAP25, GRIN2A, ADRA2A, TPH2 y BDNF. [95] [96] Se estima que una variante común de un gen llamado latrophilin 3 es responsable de aproximadamente el 9% de los casos y cuando esta variante está presente, las personas responden particularmente a los medicamentos estimulantes. [99] La variante de 7 repeticiones del receptor de dopamina D4 (DRD4–7R) provoca un aumento de los efectos inhibidores inducidos por la dopamina y se relaciona con el TDAH. El receptor DRD4 es un receptor acoplado a proteína G que inhibe la adenilil ciclasa. La mutación DRD4–7R da como resultado una amplia gama de fenotipos conductuales, incluidos los síntomas del TDAH que reflejan la atención dividida. [100] El gen DRD4 está vinculado a la búsqueda de novedades y al TDAH. Las personas con síndrome de Down tienen más probabilidades de tener TDAH. [101] Los genes GFOD1 y CHD13 muestran fuertes asociaciones genéticas con el TDAH. La asociación de CHD13 con TEA, esquizofrenia, trastorno bipolar y depresión lo convierte en un gen causante candidato interesante. [102] Otro gen causante candidato que se ha identificado es ADGRL3. En el pez cebra, la desactivación de este gen provoca una pérdida de la función dopaminérgica en el diencéfalo ventral y los peces muestran un fenotipo hiperactivo / impulsivo. [102]

Para que la variación genética se utilice como herramienta de diagnóstico, es necesario realizar más estudios de validación. Sin embargo, estudios más pequeños han demostrado que los polimorfismos genéticos en genes relacionados con la neurotransmisión catecolaminérgica o el complejo SNARE de la sinapsis pueden predecir de manera confiable la respuesta de una persona a la medicación estimulante. [102] Las variantes genéticas raras muestran un significado clínico más relevante ya que su penetrancia (la probabilidad de desarrollar el trastorno) tiende a ser mucho mayor. [103] Sin embargo, su utilidad como herramientas para el diagnóstico es limitada ya que ningún gen único predice el TDAH. El TEA muestra una superposición genética con el TDAH tanto en niveles comunes como raros de variación genética. [103]

La evolución puede haber jugado un papel en las altas tasas de TDAH, particularmente en los rasgos hiperactivos e impulsivos en los hombres. [104] Algunos han planteado la hipótesis de que algunas mujeres pueden sentirse más atraídas por los hombres que toman riesgos, lo que aumenta la frecuencia de genes que predisponen a la hiperactividad e impulsividad en el acervo genético. [105] Otros han afirmado que estos rasgos pueden ser una adaptación que ayude a los hombres a enfrentarse a entornos estresantes o peligrosos con, por ejemplo, un aumento de la impulsividad y el comportamiento exploratorio. [104] [105] En ciertas situaciones, los rasgos del TDAH pueden haber sido beneficiosos para la sociedad en su conjunto, aun cuando fueran perjudiciales para el individuo. [104] [105] [106] Las altas tasas y la heterogeneidad del TDAH pueden haber aumentado la aptitud reproductiva y beneficiado a la sociedad al agregar diversidad al acervo genético a pesar de ser perjudicial para el individuo. [106] En ciertos entornos, algunos rasgos del TDAH pueden haber ofrecido ventajas personales a las personas, como una respuesta más rápida a los depredadores o habilidades superiores de caza. [107] En el pueblo Ariaal de Kenia, el alelo 7R del gen DRD4 da como resultado una mejor salud en los nómadas, pero no en los asentados.

Entorno Editar

Además de la genética, algunos factores ambientales pueden influir en la causa del TDAH. [108] [109] La ingesta de alcohol durante el embarazo puede causar trastornos del espectro alcohólico fetal que pueden incluir TDAH o síntomas similares. [110] Los niños expuestos a ciertas sustancias tóxicas, como el plomo o los bifenilos policlorados, pueden desarrollar problemas que se asemejan al TDAH. [12] [111] La exposición a los insecticidas organofosforados clorpirifos y dialquil fosfato se asocia con un mayor riesgo, sin embargo, la evidencia no es concluyente. [112] La exposición al humo del tabaco durante el embarazo puede causar problemas con el desarrollo del sistema nervioso central y puede aumentar el riesgo de TDAH. [12] [113]

Los partos prematuros extremos, el muy bajo peso al nacer y la negligencia extrema, el abuso o la privación social también aumentan el riesgo [12] [114], al igual que ciertas infecciones durante el embarazo, el nacimiento y la primera infancia. Estas infecciones incluyen, entre otros, varios virus (sarampión, encefalitis varicela zoster, rubéola, enterovirus 71). [115] Existe una relación entre el uso a largo plazo, pero no a corto plazo, de acetaminofén durante el embarazo y el TDAH. [116] [117] Al menos el 30% de los niños con una lesión cerebral traumática desarrollan posteriormente TDAH [118] y aproximadamente el 5% de los casos se debe a daño cerebral. [119]

Algunos estudios sugieren que en una pequeña cantidad de niños, los colorantes alimentarios artificiales o los conservantes pueden estar asociados con una mayor prevalencia de TDAH o síntomas similares al TDAH, [12] [120] pero la evidencia es débil y solo puede aplicarse a niños con alimentos sensibilidades. [120] [108] [121] El Reino Unido y la Unión Europea han establecido medidas reglamentarias basadas en estas preocupaciones. [122] En una minoría de niños, las intolerancias o alergias a ciertos alimentos pueden empeorar los síntomas del TDAH. [123]

Las investigaciones no apoyan las creencias populares de que el TDAH es causado por comer demasiada azúcar refinada, ver demasiada televisión, ser padre, pobreza o caos familiar; sin embargo, pueden empeorar los síntomas del TDAH en ciertas personas. [48]

Sociedad Editar

Se ha descubierto que los niños más pequeños de una clase tienen más probabilidades de ser diagnosticados con TDAH, posiblemente debido a que tienen un desarrollo inferior al de sus compañeros mayores. [124] [125] [126] Este efecto se ha observado en varios países. [126] También parecen usar medicamentos para el TDAH en casi el doble de frecuencia que sus pares. [127]

En algunos casos, el diagnóstico de TDAH puede reflejar una familia disfuncional o un sistema educativo deficiente, en lugar de problemas con los propios individuos. [128] En otros casos, puede explicarse por el aumento de las expectativas académicas, siendo el diagnóstico un método para que los padres en algunos países obtengan apoyo financiero y educativo adicional para sus hijos. [119] Los comportamientos típicos del TDAH ocurren con mayor frecuencia en niños que han experimentado violencia y abuso emocional. [36]

La teoría del constructo social del TDAH sugiere que debido a que los límites entre el comportamiento normal y anormal se construyen socialmente (es decir, creados y validados conjuntamente por todos los miembros de la sociedad, y en particular por médicos, padres, maestros y otros), se sigue que la subjetividad las valoraciones y juicios determinan qué criterios diagnósticos se utilizan y, por tanto, el número de personas afectadas. [129] Esto podría llevar a una situación en la que el DSM-IV llegue a niveles de TDAH de tres a cuatro veces más altos que los obtenidos con la CIE-10. [22] Thomas Szasz, un partidario de esta teoría, ha argumentado que el TDAH se "inventó y luego se le dio un nombre". [130]

Los modelos actuales de TDAH sugieren que está asociado con deficiencias funcionales en algunos de los sistemas neurotransmisores del cerebro, en particular los que involucran dopamina y norepinefrina. [131] [132] Las vías de la dopamina y la noradrenalina que se originan en el área tegmental ventral y el locus coeruleus se proyectan a diversas regiones del cerebro y gobiernan una variedad de procesos cognitivos. [131] [133] Las vías de la dopamina y las vías de la noradrenalina que se proyectan hacia la corteza prefrontal y el cuerpo estriado son directamente responsables de modular la función ejecutiva (control cognitivo del comportamiento), la motivación, la percepción de recompensa y la función motora [131] [132] [133 ] se sabe que estas vías juegan un papel central en la fisiopatología del TDAH. [131] [133] [134] [135] Se han propuesto modelos más grandes de TDAH con vías adicionales. [132] [134] [135]

Estructura del cerebro Editar

En los niños con TDAH, hay una reducción general del volumen en ciertas estructuras cerebrales, con una disminución proporcionalmente mayor del volumen en la corteza prefrontal del lado izquierdo. [132] [136] La corteza parietal posterior también muestra adelgazamiento en las personas con TDAH en comparación con los controles. [132] También se ha encontrado que otras estructuras cerebrales en los circuitos prefrontal-estriatal-cerebeloso y prefrontal-estriado-tálamo difieren entre personas con y sin TDAH. [132] [134] [135]

Los volúmenes subcorticales del accumbens, la amígdala, el caudado, el hipocampo y el putamen parecen menores en los individuos con TDAH en comparación con los controles. [137] También se han observado asimetrías inter-hemisféricas en los tractos de materia blanca en niños con TDAH, lo que sugiere que las interrupciones en la integración temporal pueden estar relacionadas con las características conductuales del TDAH. [138]

Vías de neurotransmisores Editar

Anteriormente se pensaba que el elevado número de transportadores de dopamina en personas con TDAH era parte de la fisiopatología, pero parece que los números elevados se deben a la adaptación a la exposición a estimulantes. [139] Los modelos actuales incluyen la vía de la dopamina mesocorticolímbica y el sistema locus coeruleus-noradrenérgico. [131] [132] [133] Los psicoestimulantes del TDAH poseen eficacia terapéutica porque aumentan la actividad de los neurotransmisores en estos sistemas. [132] [133] [140] Además, puede haber anomalías en las vías serotoninérgicas, glutamatérgicas o colinérgicas. [140] [141] [142]

Función ejecutiva y motivación Editar

Los síntomas del TDAH surgen de una deficiencia en ciertas funciones ejecutivas (por ejemplo, control de la atención, control inhibitorio y memoria de trabajo). [69] [132] [133] [143] Las funciones ejecutivas son un conjunto de procesos cognitivos que se requieren para seleccionar y monitorear con éxito los comportamientos que facilitan el logro de las metas elegidas. [69] [133] [143] Las deficiencias de la función ejecutiva que ocurren en individuos con TDAH resultan en problemas para mantenerse organizados, mantener el tiempo, procrastinación excesiva, mantener la concentración, prestar atención, ignorar las distracciones, regular las emociones y recordar detalles. [69] [132] [133] Las personas con TDAH parecen tener una memoria a largo plazo intacta y los déficits en la memoria a largo plazo parecen atribuirse a deficiencias en la memoria de trabajo. [69] [144] Los criterios para un déficit de la función ejecutiva se cumplen en 30 a 50% de los niños y adolescentes con TDAH. [145] Un estudio encontró que el 80% de las personas con TDAH presentaban alteraciones en al menos una tarea de la función ejecutiva, en comparación con el 50% de las personas sin TDAH. [146] Debido a las tasas de maduración del cerebro y las crecientes demandas de control ejecutivo a medida que una persona envejece, es posible que las deficiencias del TDAH no se manifiesten por completo hasta la adolescencia o incluso la edad adulta temprana. [69]

El TDAH también se ha asociado con déficits motivacionales en los niños. [147] A los niños con TDAH a menudo les resulta difícil concentrarse en las recompensas a largo plazo en lugar de a corto plazo, y muestran un comportamiento impulsivo para las recompensas a corto plazo. [147]

El TDAH se diagnostica mediante una evaluación del desarrollo mental y conductual de una persona, que incluye descartar los efectos de las drogas, los medicamentos y otros problemas médicos o psiquiátricos como explicación de los síntomas. [76] A menudo toma en cuenta la retroalimentación de los padres y maestros [28] y la mayoría de los diagnósticos comienzan después de que un maestro plantea inquietudes. [119] Puede verse como el extremo de uno o más rasgos humanos continuos que se encuentran en todas las personas. [148] El hecho de que alguien responda a los medicamentos no confirma ni descarta el diagnóstico. Como los estudios de imágenes del cerebro no dan resultados consistentes entre individuos, solo se utilizan con fines de investigación y no como diagnóstico. [149]

En América del Norte, los criterios del DSM-V se utilizan para el diagnóstico, mientras que los países europeos suelen utilizar la CIE-10. Con los criterios del DSM-IV, el diagnóstico de TDAH es de 3 a 4 veces más probable que con los criterios de la CIE-10. [22] Se clasifica como trastorno psiquiátrico del desarrollo neurológico. [4] [23] Además, se clasifica como un trastorno de conducta disruptiva junto con ODD, CD y trastorno de personalidad antisocial. [150] Un diagnóstico no implica un trastorno neurológico. [36]

Las condiciones asociadas que deben evaluarse incluyen ansiedad, depresión, ODD, CD y trastornos del aprendizaje y del lenguaje. Otras afecciones que deben considerarse son otros trastornos del desarrollo neurológico, tics y apnea del sueño. [151]

Las escalas de autoevaluación, como la escala de calificación de TDAH y la escala de calificación de diagnóstico de TDAH de Vanderbilt, se utilizan en la detección y evaluación del TDAH. [152]

Edición del manual diagnóstico y estadístico

Al igual que con muchos otros trastornos psiquiátricos, un profesional calificado debe realizar un diagnóstico formal sobre la base de una serie de criterios. En los Estados Unidos, estos criterios los define la Asociación Estadounidense de Psiquiatría en el DSM. Según los criterios del DSM, hay tres presentaciones del TDAH: [1] [51]

  1. El TDAH, predominantemente de tipo desatento, presenta síntomas que incluyen distracción fácil, olvido, soñar despierto, desorganización, falta de concentración y dificultad para completar tareas. [1] [153]
  2. El TDAH, predominantemente de tipo hiperactivo-impulsivo se presenta con excesiva inquietud e inquietud, hiperactividad, dificultad para esperar y permanecer sentado, también pueden presentarse conductas destructivas inmaduras. [1] [153]
  3. El tipo combinado de TDAH es una combinación de las dos primeras presentaciones. [1] [153]

Esta subdivisión se basa en la presencia de al menos seis de los nueve síntomas a largo plazo (que duran al menos seis meses) de falta de atención, hiperactividad-impulsividad o ambos. [154] Para ser considerados, los síntomas deben haber aparecido a la edad de seis a doce años y ocurrir en más de un entorno (por ejemplo, en el hogar y en la escuela o el trabajo). [153] Los síntomas deben ser inapropiados para un niño de esa edad [153] [155] y debe haber evidencia clara de que están causando problemas sociales, escolares o laborales. [154]

Clasificación internacional de enfermedades Editar

En la décima revisión de la Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y Problemas de Salud Relacionados (CIE-10) por la Organización Mundial de la Salud, los síntomas de trastorno hipercinético son análogos al TDAH en el DSM-5. Cuando se presenta un trastorno de conducta (como se define en la CIE-10) [56], la afección se denomina trastorno de conducta hipercinético. De lo contrario, el trastorno se clasifica como alteración de la actividad y la atención, otros trastornos hipercinéticos o trastornos hipercinéticos, no especificados. Este último a veces se denomina síndrome hipercinético. [56]

En la versión de implementación de la CIE-11, el trastorno se clasifica en 6A05 (Desorden hiperactivo y deficit de atencion) y el trastorno hipercinético ya no existe. Los subtipos definidos son similares a los del DSM: presentación predominantemente desatendida (6A05.0) Presentación predominantemente hiperactiva-impulsiva(6A05.1) presentación combinada (6A05.2). Sin embargo, la CIE-11 incluye dos categorías 'residuales' para las personas que no coinciden del todo con ninguno de los subtipos definidos: otra presentación especificada (6A05.Y) donde el médico incluye detalles sobre la presentación del individuo y presentación no especificada (6A05.Z) donde el médico no proporciona detalles. [2]

Adultos Editar

Los adultos con TDAH son diagnosticados bajo los mismos criterios, incluido que sus signos deben haber estado presentes entre los seis y los doce años. Cuestionar a los padres o tutores sobre cómo se comportó y se desarrolló la persona cuando era niño puede formar parte de la evaluación de los antecedentes familiares de TDAH también agrega peso al diagnóstico. [23] Si bien los síntomas centrales del TDAH son similares en niños y adultos, a menudo se presentan de manera diferente en los adultos que en los niños, por ejemplo, la actividad física excesiva observada en los niños puede presentarse como sentimientos de inquietud y actividad mental constante en los adultos. [23]

Se estima que entre el 2 y el 5% de los adultos tienen TDAH.[23] Alrededor del 25% al ​​50% de los niños con TDAH continúan experimentando síntomas de TDAH hasta la edad adulta, mientras que el resto experimenta menos o ningún síntoma. [1] [23] Actualmente, la mayoría de los adultos no reciben tratamiento. [156] Muchos adultos con TDAH sin diagnóstico y tratamiento tienen una vida desorganizada y algunos usan drogas no recetadas o alcohol como mecanismo de afrontamiento. [27] Otros problemas pueden incluir dificultades de relación y trabajo, y un mayor riesgo de actividades delictivas. [23] Los problemas de salud mental asociados incluyen: depresión, trastorno de ansiedad y problemas de aprendizaje. [27]

Algunos síntomas del TDAH en los adultos difieren de los que se observan en los niños. Mientras que los niños con TDAH pueden trepar y correr excesivamente, los adultos pueden experimentar una incapacidad para relajarse o hablar en exceso en situaciones sociales. Los adultos con TDAH pueden iniciar relaciones impulsivamente, mostrar un comportamiento de búsqueda de sensaciones y ser de mal genio. Los comportamientos adictivos como el abuso de sustancias y el juego son comunes. Los criterios del DSM-V tratan específicamente con los adultos, a diferencia de los del DSM-IV, que fueron criticados por no ser apropiados para los adultos, quienes se presentaron de manera diferente pueden llevar a la afirmación de que superaron el diagnóstico. [23]

Tener síntomas de TDAH desde la infancia generalmente se requiere para ser diagnosticado con TDAH en adultos. Sin embargo, una proporción de adultos que cumplen con los criterios de TDAH no habrían sido diagnosticados con TDAH cuando eran niños. La mayoría de los casos de TDAH de aparición tardía desarrollan el trastorno entre las edades de 12 a 16 años y, por lo tanto, pueden considerarse TDAH de inicio temprano en la adolescencia o en la adultez. [157]

Diagnóstico diferencial Editar

  • sentimientos de desesperanza, baja autoestima o infelicidad
  • pérdida de interés en pasatiempos o actividades regulares
  • problemas para dormir
  • dificultad para mantener la atención
  • cambio en el apetito u hostilidad
  • baja tolerancia al estrés
  • pensamientos de muerte
  • dolor inexplicable
  • sensación persistente de ansiedad
  • sentimientos ocasionales de pánico o miedo
  • ser hipertenso
  • incapacidad para prestar atención
  • cansarse fácilmente
  • baja tolerancia al estrés
  • dificultad para mantener la atención
  • felicidad excesiva
  • hiperactividad
  • hablar excesivamente
  • disminución de la necesidad de dormir
  • comportamiento social inapropiado
  • dificultad para mantener la atención
  • mismos síntomas que en la sección de depresión

Los síntomas del TDAH, como bajo estado de ánimo y mala imagen de sí mismo, cambios de humor e irritabilidad, pueden confundirse con distimia, ciclotimia o trastorno bipolar, así como con el trastorno límite de la personalidad. [23] Algunos síntomas que se deben a trastornos de ansiedad, trastorno de personalidad antisocial, discapacidades del desarrollo o retraso mental o los efectos del abuso de sustancias, como intoxicación y abstinencia, pueden superponerse con algunos TDAH. A veces, estos trastornos también pueden ocurrir junto con el TDAH. Las condiciones médicas que pueden causar síntomas de tipo TDAH incluyen: hipertiroidismo, trastorno convulsivo, toxicidad por plomo, déficit auditivo, enfermedad hepática, apnea del sueño, interacciones medicamentosas, enfermedad celíaca no tratada y traumatismo craneal. [27] [79]

Los trastornos primarios del sueño pueden afectar la atención y el comportamiento y los síntomas del TDAH pueden afectar el sueño. [159] Por lo tanto, se recomienda que los niños con TDAH sean evaluados regularmente para detectar problemas de sueño. [160] La somnolencia en los niños puede provocar síntomas que van desde los clásicos de bostezar y frotarse los ojos hasta hiperactividad y falta de atención. [161] La apnea obstructiva del sueño también puede causar síntomas de tipo TDAH. [161] Los tumores raros llamados feocromocitomas y paragangliomas pueden causar síntomas similares al TDAH. [162]

Investigación de biomarcadores Editar

Las revisiones de los biomarcadores del TDAH han señalado que los niveles de expresión de monoamino oxidasa plaquetaria, norepinefrina urinaria, MHPG urinario y fenetilamina urinaria difieren consistentemente entre los individuos con TDAH y los controles sanos. [163] Estas mediciones podrían potencialmente servir como biomarcadores de diagnóstico para el TDAH, pero se necesita más investigación para establecer su utilidad diagnóstica. [163] Las concentraciones de fenetilamina en orina y plasma sanguíneo son más bajas en los individuos con TDAH en comparación con los controles y los dos medicamentos más comúnmente recetados para el TDAH, anfetamina y metilfenidato, aumentan la biosíntesis de fenetilamina en individuos con TDAH que responden al tratamiento. [164] [163] Las concentraciones urinarias más bajas de fenetilamina también se relacionan con síntomas de falta de atención en las personas con TDAH. [163] La electroencefalografía no es lo suficientemente precisa para hacer un diagnóstico de TDAH. [165]

El tratamiento del TDAH generalmente implica asesoramiento o medicamentos, ya sea solos o en combinación. Si bien el tratamiento puede mejorar los resultados a largo plazo, no elimina por completo los resultados negativos. [166] Los medicamentos utilizados incluyen estimulantes, atomoxetina, agonistas del receptor adrenérgico alfa-2 y, a veces, antidepresivos. [64] [140] En aquellos que tienen problemas para concentrarse en las recompensas a largo plazo, una gran cantidad de refuerzo positivo mejora el desempeño de la tarea. [147] Los estimulantes del TDAH también mejoran la persistencia y el desempeño de las tareas en los niños con TDAH. [132] [147]

Terapias conductuales Editar

Existe buena evidencia para el uso de terapias conductuales en el TDAH y son el tratamiento de primera línea recomendado en aquellos que tienen síntomas leves o están en edad preescolar. [167] [168] Las terapias psicológicas utilizadas incluyen: información psicoeducativa, terapia conductual, terapia cognitivo-conductual, [169] psicoterapia interpersonal, terapia familiar, intervenciones escolares, capacitación en habilidades sociales, intervención conductual entre pares, capacitación organizativa, [170] y formación en gestión de padres. [36] Se ha utilizado el neurofeedback, [171] pero no está claro si es útil. [172] La capacitación de los padres puede mejorar una serie de problemas de comportamiento, incluidos los comportamientos de oposición y de incumplimiento. [173]

Hay poca investigación de alta calidad sobre la efectividad de la terapia familiar para el TDAH, pero la evidencia que existe muestra que es similar a la atención comunitaria y mejor que el placebo. [174] Los grupos de apoyo específicos para el TDAH pueden brindar información y ayudar a las familias a sobrellevar el TDAH. [175]

El entrenamiento en habilidades sociales, modificación del comportamiento y medicación puede tener algunos efectos beneficiosos limitados. El factor más importante para reducir los problemas psicológicos posteriores, como la depresión mayor, la delincuencia, el fracaso escolar y los trastornos por uso de sustancias, es la formación de amistades con personas que no participan en actividades delictivas. [176]

Medicación Editar

Los medicamentos estimulantes son el tratamiento farmacéutico de elección. [39] [177] Mejoran los síntomas en el 80% de las personas, aunque la mejoría no se mantiene si se suspende la medicación. [42] [38] [177] El metilfenidato parece mejorar los síntomas según lo informado por maestros y padres. [38] [42] [178] Los estimulantes también pueden reducir el riesgo de lesiones no intencionales en niños con TDAH. [179] Los estudios de imágenes por resonancia magnética sugieren que el tratamiento a largo plazo con anfetamina o metilfenidato reduce las anomalías en la estructura y función del cerebro que se encuentran en sujetos con TDAH. [180] [181] [182] Una revisión de 2018 encontró el mayor beneficio a corto plazo con metilfenidato en niños y anfetaminas en adultos. [183]

Los efectos a largo plazo de la medicación para el TDAH aún no se han determinado completamente, [184] [185] aunque los estimulantes son generalmente beneficiosos y seguros hasta por 2 años. [34] Sin embargo, existen efectos secundarios y contraindicaciones para su uso. [39] Existe evidencia de baja calidad de efectos secundarios dañinos graves o no graves debido al metilfenidato que toman los niños y adolescentes. [35] Se recomienda una vigilancia cuidadosa de los niños mientras toman este medicamento. [35] Una gran sobredosis de estimulantes del TDAH se asocia comúnmente con síntomas como psicosis estimulante y manía. [186] Aunque es muy raro, en dosis terapéuticas estos eventos parecen ocurrir en aproximadamente el 0.1% de las personas dentro de las primeras semanas después de comenzar la terapia con anfetaminas. [186] [187] [188] Se ha descubierto que la administración de un medicamento antipsicótico resuelve eficazmente los síntomas de la psicosis anfetamínica aguda. [186] Se ha recomendado un control regular en aquellos en tratamiento a largo plazo. [189] La terapia con estimulantes debe interrumpirse periódicamente para evaluar la necesidad continua de medicación, disminuir el posible retraso del crecimiento y reducir la tolerancia. [190] [191] El uso indebido a largo plazo de medicamentos estimulantes en dosis superiores al rango terapéutico para el tratamiento del TDAH se asocia con adicción y dependencia. [192] [193] Sin embargo, el TDAH no tratado también se asocia con un riesgo elevado de trastornos por uso de sustancias y trastornos de conducta. [192] El uso de estimulantes parece reducir estos riesgos o no tener ningún efecto sobre ellos. [23] [184] [192] Las consecuencias negativas del TDAH no tratado han llevado a algunas pautas a concluir que los peligros de no tratar el TDAH grave son mayores que los riesgos potenciales de la medicación, independientemente de la edad. [30] No está clara la seguridad de estos medicamentos durante el embarazo. [194]

Hay varios medicamentos no estimulantes, como atomoxetina, bupropión, guanfacina y clonidina, que pueden usarse como alternativas o agregarse a la terapia estimulante. [39] [195] No hay buenos estudios que comparen los diversos medicamentos, sin embargo, parecen más o menos iguales con respecto a los efectos secundarios. [196] Los estimulantes parecen mejorar el rendimiento académico, mientras que la atomoxetina no. [197] La ​​atomoxetina, debido a su falta de propensión a la adicción, puede ser preferida en aquellos que están en riesgo de consumir estimulantes recreativos o compulsivos. [23] Hay poca evidencia sobre los efectos de la medicación en los comportamientos sociales. [196] Los antipsicóticos también se pueden usar para tratar la agresión en el TDAH. [198]

Las pautas sobre cuándo usar medicamentos varían según el país. El Instituto Nacional para la Excelencia en la Salud y la Atención del Reino Unido recomienda su uso en niños solo en casos graves, aunque para los adultos la medicación es un tratamiento de primera línea. [30] Por el contrario, la mayoría de las pautas de los Estados Unidos recomiendan medicamentos en la mayoría de los grupos de edad. [31] Los medicamentos no se recomiendan especialmente para niños en edad preescolar. [30] [36] Puede ocurrir una dosis insuficiente de estimulantes y provocar una falta de respuesta o una pérdida posterior de la eficacia. [199] Esto es particularmente común en adolescentes y adultos, ya que la dosis aprobada se basa en niños en edad escolar, lo que hace que algunos médicos utilicen en su lugar dosis no indicadas basadas en el peso o en los beneficios. [200] [201] [202]

Otro Editar

El ejercicio físico regular, en particular el ejercicio aeróbico, es un tratamiento complementario eficaz para el TDAH en niños y adultos, especialmente cuando se combina con medicamentos estimulantes, aunque actualmente no se conocen la mejor intensidad y tipo de ejercicio aeróbico para mejorar los síntomas. [203] [204] [205] En particular, los efectos a largo plazo del ejercicio aeróbico regular en las personas con TDAH incluyen un mejor comportamiento y habilidades motoras, funciones ejecutivas mejoradas (incluida la atención, el control inhibitorio y la planificación, entre otros dominios cognitivos), velocidad de procesamiento de información más rápida y mejor memoria. [203] [204] [205] Las calificaciones de padres y maestros de los resultados conductuales y socioemocionales en respuesta al ejercicio aeróbico regular incluyen: mejor función general, reducción de los síntomas del TDAH, mejor autoestima, niveles reducidos de ansiedad y depresión, menos somáticos quejas, mejor comportamiento académico y en el aula y mejor comportamiento social. [203] Hacer ejercicio mientras se toma medicación estimulante aumenta el efecto de la medicación estimulante sobre la función ejecutiva. [203] Se cree que estos efectos a corto plazo del ejercicio están mediados por una mayor abundancia de dopamina sináptica y norepinefrina en el cerebro. [203]

Las modificaciones dietéticas no son recomendadas a partir de 2019 por la Academia Estadounidense de Pediatría, el Instituto Nacional para la Excelencia en la Salud y la Atención o la Agencia para la Investigación y la Calidad de la Atención Médica debido a evidencia insuficiente. [33] [30] [34] Un metanálisis de 2013 encontró que menos de un tercio de los niños con TDAH ven alguna mejoría en los síntomas con la suplementación de ácidos grasos libres o la disminución de la ingesta de colorantes alimentarios artificiales. [108] Estos beneficios pueden limitarse a los niños con sensibilidad a los alimentos o aquellos que están siendo tratados simultáneamente con medicamentos para el TDAH. [108] Esta revisión también encontró que la evidencia no respalda la eliminación de otros alimentos de la dieta para tratar el TDAH. [108] Una revisión de 2018 descubrió que la suplementación con ácidos grasos omega-3 y omega-6 no mejora los resultados del TDAH. [34] Una revisión de 2014 encontró que una dieta de eliminación produce un pequeño beneficio general en una minoría de niños, como aquellos con alergias. [123] Una revisión de 2016 indicó que no se recomienda el uso de una dieta sin gluten como tratamiento estándar para el TDAH. [79] Una revisión de 2017 mostró que una dieta de eliminación de pocos alimentos puede ayudar a los niños demasiado pequeños para ser medicados o no responder a la medicación, mientras que no se recomienda la suplementación con ácidos grasos libres o la disminución de la ingesta de colorantes alimentarios artificiales como tratamiento estándar para el TDAH. [206] Las deficiencias crónicas de hierro, magnesio y yodo pueden tener un impacto negativo en los síntomas del TDAH. [207] Existe una pequeña cantidad de evidencia de que los niveles más bajos de zinc en los tejidos pueden estar asociados con el TDAH. [208] En ausencia de una deficiencia de zinc demostrada (que es poco común fuera de los países en desarrollo), no se recomienda la suplementación con zinc como tratamiento para el TDAH. [209] Sin embargo, la suplementación con zinc puede reducir la dosis mínima efectiva de anfetamina cuando se usa con anfetamina para el tratamiento del TDAH. [210]

El TDAH persiste hasta la edad adulta en aproximadamente 30 a 50% de los casos. [24] Es probable que los afectados desarrollen mecanismos de afrontamiento a medida que maduran, compensando así hasta cierto punto sus síntomas previos. [27] Los niños con TDAH tienen un mayor riesgo de sufrir lesiones no intencionales. [179] Un estudio de Dinamarca encontró un mayor riesgo de muerte entre las personas con TDAH debido al aumento de la tasa de accidentes. [211] Se han encontrado efectos de la medicación sobre el deterioro funcional y la calidad de vida (por ejemplo, menor riesgo de accidentes) en múltiples dominios. [212] Las tasas de tabaquismo entre las personas con TDAH son más altas que en la población general, alrededor del 40%. [213]

Se estima que el TDAH afecta aproximadamente al 6-7% de las personas de 18 años o menos cuando se diagnostica mediante los criterios del DSM-IV. [16] Cuando se diagnostica mediante los criterios de la CIE-10, las tasas en este grupo de edad se estiman en 1 a 2%. [17] Los niños en América del Norte parecen tener una tasa más alta de TDAH que los niños en África y el Medio Oriente. Se cree que esto se debe a diferentes métodos de diagnóstico más que a una diferencia en la frecuencia subyacente. [215] Si se utilizan los mismos métodos de diagnóstico, las tasas son más o menos las mismas entre países. [19] Se diagnostica aproximadamente tres veces más a menudo en niños que en niñas. [21] [22] Esta diferencia entre sexos puede reflejar una diferencia en la susceptibilidad o que las mujeres con TDAH tienen menos probabilidades de ser diagnosticadas que los hombres. [216]

Las tasas de diagnóstico y tratamiento han aumentado tanto en el Reino Unido como en los Estados Unidos desde la década de 1970. [217] Antes de 1970, era raro que los niños fueran diagnosticados con TDAH, mientras que en la década de 1970 las tasas eran de alrededor del 1%. [218] Se cree que esto se debe principalmente a los cambios en la forma en que se diagnostica la afección [217] y la facilidad con que las personas están dispuestas a tratarla con medicamentos en lugar de un cambio real en la frecuencia de la afección. [17] Se cree que los cambios en los criterios de diagnóstico en 2013 con el lanzamiento del DSM-5 aumentarán el porcentaje de personas diagnosticadas con TDAH, especialmente entre los adultos. [219]

La hiperactividad ha sido durante mucho tiempo parte de la condición humana. Sir Alexander Crichton describe la "inquietud mental" en su libro Una investigación sobre la naturaleza y el origen del trastorno mental escrito en 1798. [220] [221] [ página necesaria ] Hizo observaciones sobre los niños que mostraban signos de falta de atención y "inquietudes". La primera descripción clara del TDAH se le atribuye a George Still en 1902 durante una serie de conferencias que dio en el Royal College of Physicians de Londres. [222] [217] Señaló que tanto la naturaleza como la crianza podrían influir en este trastorno. [223]

Alfred Tredgold propuso una asociación entre daño cerebral y problemas de comportamiento o de aprendizaje que pudo ser validada por la epidemia de encefalitis letárgica desde 1917 hasta 1928. [223] [224] [225]

La terminología utilizada para describir la afección ha cambiado con el tiempo y ha incluido: en el DSM-I (1952) "disfunción cerebral mínima", en el DSM-II (1968) "reacción hipercinética de la infancia" y en el DSM-III (1980) "trastorno por déficit de atención (ADD) con o sin hiperactividad". [217] En 1987 esto se cambió a TDAH en el DSM-III-R y el DSM-IV en 1994 dividió el diagnóstico en tres subtipos: TDAH tipo desatento, TDAH tipo hiperactivo-impulsivo y TDAH tipo combinado. [226] Estos términos se mantuvieron en el DSM-5 en 2013. [1] Otros términos han incluido "daño cerebral mínimo" utilizado en la década de 1930. [227]

En 1934, Benzedrine se convirtió en el primer medicamento anfetamínico aprobado para su uso en los Estados Unidos. [228] El metilfenidato se introdujo en la década de 1950 y la dextroanfetamina enantiopura en la de 1970. [217] El uso de estimulantes para tratar el TDAH se describió por primera vez en 1937. [229] Charles Bradley les dio a los niños con trastornos del comportamiento benzedrina y descubrió que mejoraba el rendimiento académico y el comportamiento. [230] [231]

Hasta la década de 1990, muchos estudios "implicaban que la red prefrontal-estriatal era más pequeña en los niños con TDAH". [232] Durante este mismo período, se identificó un componente genético y se reconoció que el TDAH era un trastorno persistente a largo plazo que duró desde la niñez hasta la edad adulta. [233] El TDAH se dividió en los tres subtipos actuales debido a una prueba de campo completada por Lahey y sus colegas. [1] [234]

El TDAH, su diagnóstico y su tratamiento han sido controvertidos desde la década de 1970. [41] [42] [235] Las controversias involucran a médicos, maestros, legisladores, padres y los medios de comunicación. Las posiciones van desde la opinión de que el TDAH está dentro del rango normal de comportamiento [76] [236] hasta la hipótesis de que el TDAH es una condición genética. [237] Otras áreas de controversia incluyen el uso de medicamentos estimulantes en niños, [42] [238] el método de diagnóstico y la posibilidad de sobrediagnóstico.[238] En 2009, el Instituto Nacional para la Excelencia en la Salud y la Atención, aunque reconoce la controversia, afirma que los tratamientos y métodos de diagnóstico actuales se basan en la visión dominante de la literatura académica. [148] En 2014, Keith Conners, uno de los primeros defensores del reconocimiento del trastorno, se pronunció contra el sobrediagnóstico en un Los New York Times artículo. [239] En contraste, una revisión de la literatura médica revisada por pares en 2014 indicó que el TDAH está infradiagnosticado en adultos. [25]

Con tasas de diagnóstico muy diferentes entre países, estados dentro de países, razas y etnias, algunos factores sospechosos distintos de la presencia de los síntomas del TDAH están desempeñando un papel en el diagnóstico. [240] Algunos sociólogos consideran que el TDAH es un ejemplo de la medicalización de la conducta desviada, es decir, la transformación de la cuestión antes no médica del rendimiento escolar en una cuestión médica. [41] [119] La mayoría de los proveedores de atención médica aceptan el TDAH como un trastorno genuino, al menos en el pequeño número de personas con síntomas graves. [119] Entre los proveedores de atención médica, el debate se centra principalmente en el diagnóstico y el tratamiento en un número mucho mayor de personas con síntomas leves. [43] [44] [119] [239] [241] [242]


Cómo lanzar una revolución de cambio de comportamiento (Ep. 306)

Nuestro último Radio Freakonomics El episodio se llama "Cómo lanzar una revolución de cambio de comportamiento". (Puede suscribirse al podcast en Podcasts de Apple o en otra parte, consigue el RSS Feed, o escuche a través del reproductor multimedia de arriba).

Los estudios académicos son agradables, al igual que los premios Nobel. Pero para demostrar verdaderamente el valor de una nueva idea, tienes que dar rienda suelta a las masas. Eso es lo que está haciendo un equipo soñado de científicos sociales, y nos sentamos mientras ellos elaboraban su plan de juego.

A continuación se muestra una transcripción del episodio, modificada para su placer de lectura. Para obtener más información sobre las personas y las ideas del episodio, consulte los enlaces al final de esta publicación.

Hace varios meses, le presentamos a un par de profesores de la Universidad de Pensilvania: Angela Duckworth ...

Querían resolver un problema ...

MILKMAN en un anterior Radio Freakonomics episodio: Un problema que, si lo solucionamos, realmente podría resolver todos los problemas sociales que se nos ocurran.

DUCKWORTH en un anterior Radio Freakonomics episodio: En otras palabras, el problema con los seres humanos es que son seres humanos y que toman decisiones repetidamente que socavan su propio bienestar a largo plazo.

Entonces, Duckworth y Milkman comenzaron a armar un proyecto ...

DUCKWORTH: Lo llamamos Cambio de comportamiento para siempre con un doble sentido deliberado, para "bueno" para "permanente", pero para "bien para usted".

La idea nació en respuesta a un concurso de la Fundación MacArthur. El premio: una subvención de investigación de $ 100 millones. Pero el proyecto Behavior Change for Good ni siquiera avanzó a la ronda final.

DUCKWORTH: No solo estaba devastado. Pero me sorprendió. Arrogancia. No sé, narcisismo. Me sorprendió escuchar que no estábamos avanzados.

Pero para entonces, Duckworth y Milkman ya estaban reclutando un equipo de ensueño de compañeros investigadores. Habían firmado con un grupo de socios corporativos. Y se habían enamorado de su proyecto. Entonces: encontraron otro dinero, no $ 100 millones, pero suficiente para ponerlo en marcha. Su misión: determinar las mejores prácticas de cambio de comportamiento en tres ámbitos. Número uno: salud.

MILKMAN en un anterior Radio Freakonomics episodio: Piense en dejar de fumar, comer sano, aumentar el ejercicio, reducir el consumo de alcohol.

Y finalmente: finanzas personales.

MILKMAN en un anterior Radio Freakonomics episodio: ¿Pueden las personas tomar mejores decisiones financieras a diario para tener mejores resultados financieros?

Después de meses de planificación, Duckworth y Milkman convocaron la primera cumbre de su equipo académico de ensueño.

Se conocieron en una espaciosa sala de conferencias en un elegante edificio del centro médico de la Universidad de Pensilvania. Había muchos psicólogos, varios economistas, algunos científicos informáticos y doctores en medicina, algunos profesores de negocios y marketing, un erudito en educación, y nosotros. Entonces, a continuación: una mirada interna sobre cómo armar un proyecto de investigación masivo cuyas ambiciones son aún mayores.

DUCKWORTH: Pensamosporque esto es como el Salón de la Justicia, con todas las superpotencias en un solo lugarque podríamos tener la oportunidad de hacer algo que no se ha hecho antes.

Escucharás algunos de los problemas que han identificado.

David LAIBSON: Estamos gastando cientos de miles de millones de dólares en universidades y no estamos obteniendo mucho valor por nuestro dinero.

Escucharás algunos de los desafíos más obvios:

Adam GRANT: La mayoría de los cambios de comportamiento en realidad no son deseables. Esa es una de las principales cosas que se interponen en nuestro camino.

Y: los riesgos de una empresa tan importante.

Danny KAHNEMAN: Si fallan, será bastante costoso durante mucho tiempo.

Eso viene, justo después de esto:

Este proyecto, Behavior Change for Good, es digno de mención, al menos para mí, porque representa el siguiente paso lógico en una revolución que se ha estado gestando durante algunas décadas. Comenzó con la investigación de Danny Kahneman y Amos Tversky, un par de psicólogos israelíes que cambiaron la forma en que pensamos sobre el pensamiento y la toma de decisiones. La revolución fue impulsada por el economista Richard Thaler, quien creía que su campo debería reconocer que la gente rara vez se comporta tan racionalmente como predicen los modelos económicos. Que las personas, como dice Angela Duckworth, "toman decisiones repetidamente que socavan su propio bienestar a largo plazo".

DUCKWORTH:… toma decisiones repetidamente que socavan su propio bienestar a largo plazo.

Y, por lo tanto, sería prudente ayudar a las personas a tomar mejores decisiones, para ellas mismas y para la sociedad. Quizás necesite un empujón. Tal vez signifique expandir un conjunto de opciones o reducirlo. Tal vez signifique rediseñar cómo se configuran los incentivos en una situación determinada, ya sea a través de algoritmos inteligentes o del toque humano a la antigua. Básicamente, se trata de ayudar a las personas a obtener la satisfacción que necesitan a corto plazo y los resultados que desearán a largo plazo.

Esta es la revolución que ha estado ocurriendo, una revolución de cambio de comportamiento. Comenzó en el mundo académico, donde ha llegado a ser muy valorado. Kahneman ganó un Premio Nobel de Economía en 2002 Thaler acaba de obtener el Nobel hace unas semanas. La revolución se ha estado infiltrando en las tiendas de políticas gubernamentales y las empresas comerciales. Hemos hablado de esto en episodios anteriores como "Grandes beneficios de pensar en pequeño" y "La Casa Blanca se mete en el negocio del empujón" y "Los hombres más locos de todos".

Así que sí, la revolución es real, pero aún no es la corriente principal. Y eso es lo que Duckworth y Milkman quieren cambiar. Esto no será fácil. El cambio institucional y social, cuando ocurre, generalmente ocurre lentamente y con muchos retrocesos. Además, el cambio de comportamiento es intrínsecamente una gran pregunta, especialmente en los ámbitos que persiguen. Es mucho más divertido cortar la clase y gastar $ 10 en una hamburguesa con queso hoy que ir a clase, saltear la hamburguesa con queso e invertir los $ 10 para el futuro. Pero Duckworth, cuando se dirigió por primera vez a sus compañeros investigadores en Penn, no proyectó nada más que confianza:

DUCKWORTH: Este es en realidad el mejor problema científico y el problema social más urgente en el que cualquiera podría estar trabajando. Nos sentimos honrados de que haya decidido presentarse y de que quiera trabajar en ello con nosotros.

Reconoció que los pensadores de épocas anteriores, desde Aristóteles hasta Freud, habían luchado con el problema del comportamiento autodestructivo.

DUCKWORTH: Pero estamos trabajando en el siglo XXI, por lo que la tecnología es algo que no era una posibilidad para Freud. Si se toma una métrica aproximada, cualquier cálculo inicial de cuánto juega un papel el comportamiento en los problemas sociales urgentes, es enorme. Nos sugiere que si podemos hacer una pequeña mella en este problema, existe la posibilidad de ayudar a millones de personas en formas verdaderamente materiales.

MILKMAN: Aquí está la visión: hay muchas personas corriendo por el mundo a las que les encantaría cambiar su comportamiento. Tal vez tengan un problema con los ahorros o simplemente no puedan tomar sus medicamentos, hacer ejercicio, comer bien o estudiar mucho. Sea lo que sea. Están ahí fuera. Resulta que hay muchas organizaciones gigantes que ya están sirviendo a estas personas, muchas de las cuales son nuestros socios en este proyecto.

Socios como Bank of America con 47 millones de clientes, Fitness 24 horas con cuatro millones de clientes, CVS Caremark. Tenemos un alcance increíble.

Entonces, la idea es simple: los investigadores reunidos aquí hoy se asociarán con esas organizaciones, y otras, para ejecutar experimentos del mundo real en millones de personas que revelarán la mejor manera de lograr un cambio de comportamiento duradero. La herramienta principal será una plataforma digital personalizada. En la parte frontal, es una interfaz entre un banco o una cadena de farmacias o fitness y sus clientes. En el back-end, la plataforma es una poderosa pieza de software de investigación para los académicos.

MILKMAN: Estos socios organizativos lo comercializarán. Con suerte, esta gente vendrá. Se inscribirán en nuestro programa. Ellos & # 8217 consentirán ser parte de nuestros estudios de investigación. Obtendremos datos sobre los participantes del programa y las decisiones diarias. Podremos ver qué funciona realmente. Obtendremos esos datos como un flujo de tubería para siempre. Luego, por supuesto, el objetivo final es crear una solución para el cambio de comportamiento para siempre con muchas pruebas A / B.

Todas las ideas que se te ocurran, vamos a tener espacio para ellas. El objetivo es que eventualmente esta plataforma tenga la capacidad de probar todo lo que podamos soñar, con mucha potencia. Esa es la visión.

Para algunas personas, esa visión puede ser aterradora. Podría preguntar: “¿Por qué mi banco, gimnasio o farmacia me está convirtiendo en un conejillo de indias? ¿Y mi privacidad? Esta preocupación puede parecer un poco extraña a otros, dado que vivimos en una época en la que miles de millones de personas comparten voluntariamente sus preferencias más íntimas con Google, Facebook y Amazon. Pero aún así, es una preocupación.

Aquí hay otra preocupación para algunas personas. Cuando Richard Thaler comenzaba a popularizar los empujones de cambio de comportamiento por los que se hizo famoso, llamó a la idea "paternalismo libertario". Para algunas personas, eso puede parecer un delicioso oxímoron. Pero otros podrían decir… “¡Qué asco! Me gusta tomar mis propias decisiones, muchas gracias, por eso no necesito tu paternalismo.” O tal vez simplemente piensen: “¡Los libertarios son locos de la derecha! ¡O chiflados de izquierdas! ¡O algo chiflado!

En cualquier caso, Duckworth y Milkman creen que los beneficios de su proyecto de cambio de comportamiento superarán con creces los costos. Entonces, para que su cumbre rodara, abrieron el piso a una discusión sobre la plataforma digital que están construyendo y cómo afectaría el diseño del estudio. Las cosas se pusieron bastante nerd muy rápido.

LAIBSON: ¿Cómo piensa sobre el desgaste diferencial?

Bridget TERRY LONG: ¿Podemos dividir los datos?

David ASCH: Habría algunos estudios que podrían tener criterios de elegibilidad más específicos.

MILKMAN: Sí, esa es una pregunta fantástica.

Durante el primer descanso, alcancé a Duckworth y Milkman.

Stephen J. DUBNER: Describa brevemente lo que acaba de pasar, su sesión de apertura.

DUCKWORTH: Felicitamos a los científicos de que hemos sido ...

DUBNER: ¿Los gratificó?

DUCKWORTH: Los gratifiqué. Sí, los gratificamos. Perdón.

DUBNER: ¿Es ese un término académico con el que no estoy familiarizado?

DUCKWORTH: Intentemos de nuevo. Nosotros reunido los científicos de nuestro equipo para reunirse por primera vez. Les presentamos una descripción general de lo que esperábamos, tanto en los términos poéticos del sueño sublime de resolver el cambio de comportamiento como también en los términos muy prácticos de la plataforma digital que estamos construyendo.

DUBNER: Y Katy, hable sobre lo que realmente se espera lograr en las próximas 48 horas.

MILKMAN: Estamos tratando de entrar en las entrañas de esta plataforma que estamos construyendo y asegurarnos de que sea lo suficientemente flexible como para permitir que los científicos prueben todo lo que quieran probar, para imaginar cualquier población que quieran reclutar. - y para asegurarnos de que no estamos cometiendo errores estadísticos que serían insuperables y nos impedirían examinar con precisión las pruebas que recopilamos.

DUBNER: Por lo general, este tipo de conversación [trata] sobre características que deberían ser diferentes o que no están ahí o preocupaciones, etcétera. ¿Es eso lo que está esperando en esta etapa?

DUCKWORTH: Sí. Las personas tenían preguntas sobre las características, pero también tenían preguntas sobre el diseño del estudio. Yo diría que la mitad de ellos eran los que pensamos y la otra mitad eran los que no teníamos & # 8217t.

DUBNER: Eso es realmente valioso, entonces.

LECHERO: Eso fue oro. Fueron los 60 minutos más increíblemente valiosos que hemos tenido desde que comenzamos este proyecto.

DUBNER: Dame uno que se destaque. Cualquiera de ustedes.

MILKMAN: Lo habíamos pensado, pero me gusta mucho el hecho de que algunas personas quieran acercarse a un tipo en particular.

LARGO: Con la educación, es posible que esté tratando de apuntar a un estudiante en particular, por ejemplo, estudiantes con dificultades en matemáticas. ¿Podemos utilizar los datos de los socios para orientar la contratación?

MILKMAN: Eso es exactamente algo que tenemos que ser flexibles y permitir en nuestra plataforma. Aún no lo hemos resuelto.

DUCKWORTH: Uno de los puntos que planteó David Laibson, el economista:

LAIBSON: A medida que los incentivos se vuelven absolutamente de minimis si les pagamos tan poco, algunos de ellos van a ...

MILKMAN: Desmotivate.

LAIBSON: Siéntete manipulado.

DUCKWORTH: Cuando le das incentivos a las personas, solo piensas en aumentar su motivación. Pero cuando los incentivos son insignificantes, puede resultar contraproducente. La gente mira esta pequeña cantidad de dinero y ahora estarán menos motivados que si no les hubieras dado nada.

Milkman señaló una característica más de la sesión de apertura.

MILKMAN: En realidad, mucha gente en esta sala nunca se había conocido antes. Muchos de ellos no se conocen el trabajo de los demás porque se trata de un grupo interdisciplinario. Este será el momento en que las mentes se reúnan y se escuchen entre sí sobre sus décadas de investigación y conocimientos. Con suerte, generará colaboraciones increíbles.

Regrese a la sala de conferencias para una serie de charlas rápidas. Donde los investigadores darían una vista en miniatura de ellos mismos y sus especialidades. Entre los primeros: Adam Grant, psicólogo organizacional y autor de la Escuela de Negocios Wharton de Penn.

GRANT: Buenos días a todos. Siempre es un placer reunirse con un gran grupo de personas de bajo rendimiento.

Grant ya ha trabajado mucho en el cambio de comportamiento.

GRANT: La mayoría de los cambios de comportamiento en realidad no son deseables. Esa es una de las principales cosas que se interponen en nuestro camino. Lo que estamos tratando de convencer a nosotros mismos oa otros de que hagamos no es en realidad algo que queramos hacer o que ellos quieran hacer. Eso me hizo preguntarme: en lugar de resaltar todos los beneficios de cambiar para uno mismo, ¿qué pasa si nos enfocamos más en los beneficios para los demás?

En lugar de beneficios personales, ¿y si destacáramos prosocial beneficios del cambio de comportamiento?

Grant ha visto evidencia de este efecto en su propia investigación: al intentar que los recaudadores de fondos trabajen más duro, que los médicos se laven las manos con más frecuencia y que los salvavidas estén más atentos.

GRANT: Tengo curiosidad por saber si, si educamos a las personas sobre el cambio de comportamiento y los procesos subyacentes que lo impulsan, ¿es más fácil cambiar sus actitudes? Es una pregunta abierta, pero espero que este grupo pueda resolverlo.

Wendy Wood, profesora de psicología y negocios en la Universidad del Sur de California, estudia la formación de hábitos.

Wendy WOOD: Una de las cosas que inició esta conferencia es que el campo científico es realmente bueno en algunas cosas y no tan bueno en otras. Las cosas en las que somos realmente buenos en este momento es cambiar el comportamiento a corto plazo. También somos muy buenos para cambiar el conocimiento y las creencias de las personas. No somos tan buenos para cambiar el comportamiento a largo plazo.

MADERA: OK. Uno son las frutas y verduras cinco al día. ¿Alguien recuerda esto? Esto fue realmente exitoso en un sentido. Fue una intervención tremendamente a gran escala. Tuvo éxito en cambiar nuestro conocimiento. Ahora sabemos que deberíamos comer más frutas y verduras. No tuvo ningún efecto sobre el comportamiento. De hecho, el consumo ha bajado desde que comenzó el programa.

¡Ay! Todd Rogers, científico del comportamiento de Harvard, se hizo eco del desafío de cambiar el comportamiento a largo plazo.

Todd ROGERS: La mayoría de los efectos del tratamiento no persisten. A veces lo hacen y cuando lo hacen no tenemos idea de por qué. Es difícil predecir cuál persistirá y cuál ganará.

El economista David Laibson, también de Harvard, usó su discurso rápido para cubrir un problema particular que identificó en su salón de clases: el uso y abuso de computadoras portátiles.

LAIBSON: Hay & # 8217 una externalidad negativa enorme para otros estudiantes en la clase. Estás sentado allí y la persona a tu lado se aleja ruidosamente. Estás distraído por el sonido, ocasionalmente estás mirando su pantalla, y luego te dan ganas de mirar Facebook también. Hay todo tipo de problemas como ese.

Es un dilema clásico a corto plazo versus a largo plazo:

LAIBSON: La web ofrece una gratificación instantánea que socava nuestras muy buenas intenciones de sacar el máximo provecho de la clase, y eso tiene que ver con el sesgo actual. Entramos en el aula y estamos convencidos de que "voy a ser un buen alumno". De repente, otras cosas se vuelven muy atractivas y muy tentadoras. Nos distraen esas otras oportunidades muy gratificantes. De repente, hemos perdido 45 minutos de la conferencia de 50 minutos.

Laibson ve esto como un problema pequeño con ramificaciones potencialmente enormes.

LAIBSON: Estamos gastando cientos de miles de millones de dólares en universidades y no estamos obteniendo mucho valor por nuestro dinero.

Entonces, ¿cuáles son las posibles soluciones al dilema del portátil?

LAIBSON: Podríamos tener una política de laissez-faire. Los estudiantes son adultos cuando alcanzan la edad universitaria. Déjelos decidir. Podríamos tener una intervención educativa. Podríamos explicar todos estos problemas. Podríamos prohibir las computadoras portátiles. He pensado en todo esto. Realmente no amo ninguna de estas opciones. Permítanme ofrecerles una alternativa diferente, una que en realidad podríamos hacer como prueba grupal o pensar en probar.

¿Y cuál es esta alternativa?

LAIBSON: En mi clase, en Harvard, tenemos una política de opt-in para portátiles.

Me reuní con Laibson después para escuchar un poco más sobre esto.

DUBNER: David, estabas hablando de un proyecto tuyo, que me generó muchas preguntas. Grabé dichas preguntas en mi computadora portátil, así que demostré el valor de mi computadora portátil allí mismo. Pero, ¿puedes hablar sobre lo que estabas describiendo y luego adónde quieres llegar con eso?

LAIBSON: Me encanta el hecho de que la computadora portátil fue buena para ti. Para muchas personas en una sala de conferencias, en realidad es una distracción. Para algunas personas en una sala de conferencias, es exactamente lo que necesitan para tomar notas, para buscar información relacionada. Complementa su experiencia en lugar de destruirla. El problema es, ¿cómo separamos el trigo de la paja?

DUBNER: ¿Podría darnos un resumen de 60 segundos de su estudio piloto?

LAIBSON: Tenemos dos secciones en clase. Una sección es para personas que no quieren usar una computadora portátil y no quieren estar cerca de otras personas que usan una computadora portátil. Luego tenemos otra sección que es la sección de portátiles. Nuestra opinión es que diferentes estudiantes deben elegir una u otra sección. Nuestra preocupación es que si dejamos que los estudiantes, en tiempo real, tomen la decisiónsentado, "¿Qué quieres hacer ahora mismo?"mucha gente abre su computadora portátil porque la tentación es abrumadora.

Lo que hacemos es decirles a nuestros estudiantes al comienzo de este semestre, “Depende de ustedes. Díganos si desea estar en la sección de portátiles y le asignaremos esa sección. Hay & # 8217 una fecha límite para tomar esa decisión y una vez que se toma la decisión, es & # 8217 final ". Para todos los demás que no han optado por la sección de portátiles, están predeterminados en esta sección sin portátiles. Lo que encontramos es que alrededor del 80 por ciento de nuestros estudiantes permanecen con la opción predeterminada de estar en una sección que no es de computadoras portátiles.

Cuando encuestamos a nuestros estudiantes al final del año y les decimos: "¿Esta política de tener estas dos secciones facilitó su aprendizaje?" En una escala de cero a diez, la calificación promedio es un poco más de 8. Se trata de dejar que las personas elijan por sí mismas, pero dejarlas elegir de manera deliberada, reflexiva y cuidadosa al comienzo del semestre. Luego, una vez que se hayan comprometido con un camino u otro, dejando que esa decisión tenga sus consecuencias.

DUBNER: Quiere replicar o ampliar este estudio exacto, ¿no?

LAIBSON: Sí. Ahora mismo, tenemos una anécdota. Debería replicarse en docenas de cursos y debería haber esfuerzos mucho más cuidadosos para medir realmente si está afectando el aprendizaje, si los estudiantes lo valoran o si los estudiantes sienten que se trata de un comportamiento paternalista inapropiado de nuestra parte.

Y así fue durante el resto del primer día de cambio de comportamiento para siempre. Un montón de charlas sobre metodología, posibles ideas de investigación y más. Algunas observaciones rápidas: escuché más de lo que hubiera pensado que oiría acerca de cambiar el marco teórico de la toma de decisiones, y menos de lo que hubiera pensado sobre incentivos básicos como la gamificación. Pero, seamos realistas: estos son un montón de marcos teóricos de investigadores académicos de primer nivel, ¡así es como llegaron a donde están!

También escuché menos de lo que hubiera pensado sobre uno de los desafíos inherentes a todas las investigaciones sobre el cambio de comportamiento: que las personas que responden mejor a los estímulos conductuales suelen ser las que ya tienen un historial bastante decente de autodisciplina y gratificación retrasada. . Es una especie de comportamiento equivalente a los ensayos farmacéuticos que utilizan a los pacientes menos enfermos que pueden encontrar.

Y una cosa más: cada conferencia a la que he asistido se retrasa. Así es como es. De alguna manera, pensé que este sería diferente. Pensé que un grupo de personas tratando de enseñarnos al resto de nosotros cómo, digamos, usar nuestro tiempo sabiamente, podrían tener algunos trucos mágicos para administrar el tiempo. Pero no lo hicieron. Lo que prueba, al menos, que estos magos conductistas son, como nosotros, humanos.

El segundo día de la conferencia Cambio de comportamiento para bien comenzó con sesiones de trabajo. Investigadores de diferentes campos hablan sobre el diseño de experimentos inteligentes para ayudar a las personas a mantenerse en forma, comer mejor, salir de deudas, etc.

DUCKWORTH: Mi equipo se centró en lograr que los estudiantes de secundaria estudiaran más para el SAT. Pasamos de lo mundano a lo sublime.

Aquí están Duckworth y David Yeager, psicólogo de la Universidad de Texas, Austin.

David YEAGER: Quizás si aprovechas alguna ola de motivación para estudiar, como, justo después del PSAT. Consíguelo a la vez -

DUCKWORTH: Cuando no hay conflicto entre:

YEAGER: Cuando no hay un conflicto académico.

DUCKWORTH: Correcto.

YAEGER: Una cosa que estoy viendo emerger es no luchar contra la tendencia a estar orientado al rendimiento en la preparación para el SAT, sino invitar a las personas a orientarse hacia el dominio en sus habilidades de preparación.

DUCKWORTH: ¿Es posible realizar un experimento de asignación aleatoria entregado a través de Qualtrics y enviando mensajes de texto a la mitad de los niños y no a la otra mitad?

YAEGER: Eso es posible aquí y entonces, eso te daría un modelo para pensar en el contenido de los mensajes de texto, ¿verdad?

Me encontré con Duckworth después.

DUCKWORTH: Pasamos mucho tiempo pensando, “¿Cuántos niños? ¿Son niños de desventaja & # 8230? Fue muy táctico. Pero terminamos con lo sublime, que es: "¿Cuál es el rito de paso a la edad adulta en Estados Unidos?" Realmente no hay & # 8217t uno. ¿Podríamos usar este desafío como una forma de replantear la transición de la escuela secundaria a la universidad de una manera que realmente les dé a los niños una “vía de acceso” a eso? En lugar de dejarlos caer en esta cosa llamada adultez joven en un campus universitario en algún lugar donde no tienen apoyo.

DUBNER: Está bien. ¿Qué pasa después?

DUCKWORTH: El siguiente paso para nuestro grupo es que prepararemos un estudio de asignación aleatoria para los estudiantes del último año de la escuela secundaria que tomarán el SAT en octubre.

¿Y de qué se trató la sesión especial de Katy Milkman?

MILKMAN: Mi equipo se estaba sumergiendo en un diseño de estudio real para una prueba de asignación aleatoria, tratando de ayudar a las personas a hacer ejercicio con más regularidad.

Entre el grupo de Milkman se encontraban Lauren Eskreis-Winkler, becaria postdoctoral en psicología en Penn y Ayelet Fishbach, profesora de ciencias del comportamiento y marketing en la Universidad de Chicago.

Lauren ESKREIS-WINKLER: Ayelet, sé que tienes algunos estudios en los que lo haces divertido agregando música. ¿Por qué se divierten haciendo un ejercicio? No podrían & # 8217t simplemente traer música o -

MILKMAN: Sí, ese es un buen punto. Podríamos darles estrategias para hacer que los entrenamientos sean divertidos.

ESKRELS-WINKLER: Otras formas de hacerlo divertido.

FISHBACH: Tienen auriculares, ¿verdad?

MILKMAN: Estoy tratando de pensar con un tratamiento. Imagina que les decimos que prueben estos diferentes ejercicios. Les decimos que intenten hacerlos mientras escuchan música o audiolibros o ven programas de televisión.

FISHBACH: Podríamos, sí. Lo que encontraremos allí es que puede ver un programa de televisión más fácilmente, tal vez, mientras anda en bicicleta que corriendo.

LECHERO: Correcto. Probablemente tampoco al nadar.

FISHBACH: No es un programa de televisión, sino la música.

Edward CHANG: Puedes escuchar música mientras nadas.

LECHERO: ¿Puedes?

Y hablé con Milkman después de su sesión.

DUBNER: ¿Qué tal si la actividad en sí es más divertida o menos intimidante? ¿Cómo puede hacer que sea más divertido para alguien que no está aclimatado?

MILKMAN: De hecho, decidimos que nuestro diseño debería tener dos elementos: un elemento es enfocar a las personas en la diversión o en lo que es más efectivo. Eso sería algo que probamos, A versus B. El segundo elemento sería recompensar a las personas por explorar diferentes actividades en el gimnasio y luego informarnos y ver si hacer que pasen por ese proceso de entrenamiento podría ayudarlos a acercarse lo que es correcto para ellos de una manera que los lleve a formar un hábito de ejercicio más sostenible.

DUBNER: Genial. ¿Qué pasa después?

MILKMAN: Lo que pasa a continuación es que vamos y venimos muchas veces en el draft.literalmente juntamos en la última hora y mediade materiales. Luego, realizamos una gran cantidad de pruebas piloto para asegurarnos de que todas nuestras preguntas tengan sentido. Luego, hacemos más pruebas piloto y luego lanzamos.

DUBNER: ¿Se lanzará con el tamaño de la población?

MILKMAN: Lanzaremos con miles de personas y nuestra fecha de lanzamiento prevista es enero de 2018, cuando la gente estará ansiosa por inscribirse en un programa que les ayude a hacer más ejercicio.

DUBNER: ¿El socio de esto es quién?

MILKMAN: Tenemos dos socios en esto: 24 Hour-Fitness y Blink Fitness.

Como resultado del trabajo de este día, y en las próximas semanas, el proyecto Behavior Change for Good alinearía una gran cantidad de estudios piloto que comenzarán a principios de 2018. También aportarían algunos millones más. dólares para financiar su proyecto, y agregarían otros grandes nombres a su lista de científicos de investigación. Para esta primera cumbre, mientras tanto, lo más destacado fue innegable: fue una larga charla y preguntas y respuestas con el psicólogo Danny Kahneman.

DUCKWORTH: Danny Kahneman no solo es el mayor estadista de la ciencia del comportamiento, sino que también es nuestro Beyonce. Estábamos abrumados de alegría y gratitud cuando dijo: & # 8220 Vendré y cerraré esta sesión & # 8221.

El moderador de Kahneman fue Max Bazerman, él mismo un erudito muy distinguido. Es profesor de administración de empresas en Harvard y ha escrito muchos artículos emblemáticos sobre toma de decisiones, ética y negociación.

Max BAZERMAN: Por cierto, estoy nervioso. De alguna manera, entrevistar a Danny me pone nervioso.

KAHNEMAN: Ahora me estás poniendo nervioso.

Bazerman comenzó con una breve descripción de la investigación de Kahneman, la mayor parte realizada con su difunto colaborador Amos Tversky. Los dos fueron el tema del libro de Michael Lewis El proyecto de deshacer, que Lewis discutió en este programa en un episodio llamado "Los hombres que iniciaron una revolución de pensamiento".

LEWIS en a anterior Radio Freakonomics episodio: Es increíble para mí cuántas esferas diferentes de la existencia humana ha tocado e influido el trabajo de estos chicos.

BAZERMAN: Me doy cuenta de que la mayoría de las personas en esta sala no recuerdan la década de 1970, cuando ...

KAHNEMAN: Al menos no claramente.

BAZERMAN: Al menos no claramente. [Risas] Pero hubo un momento en que, después de tu '74 papel donde los psicólogos se dieron cuenta de su trabajo. Los economistas no estaban prestando demasiada atención. Luego, eventualmente, comienza el movimiento de la economía del comportamiento. Pero a lo largo del último milenio, esto fue más una literatura académica.

En este milenio, hemos visto este movimiento robusto en el mundo real por parte de grupos que investigan como los miembros aquí, por los equipos de Behavioural Insight. ¿Cómo explica el cambio del interés académico al intenso interés del mundo real?

KAHNEMAN: La economía del comportamiento, tal como existe actualmente, comenzó en un bar.

Así es, la economía del comportamiento comenzó en un bar. Danny Kahneman y Amos Tversky estaban tomando unas copas con Eric Wanner, futuro presidente de la Fundación Russell Sage.

KAHNEMAN: Y Eric dijo que quería acercar la psicología y la economía. Quería nuestro consejo sobre cómo debería hacerlo. Recuerdo haberle dicho: “No debes gastar dinero en psicólogos que quieran influir en la economía. Debería buscar economistas que puedan estar interesados ​​en lo que la psicología tiene que decir ". Ahora, existía un economista así, y su nombre es Richard Thaler.

También ha escuchado a Richard Thaler antes en este programa.

Richard THALER en un anterior Radio Freakonomics episodio: Soy profesor de economía y ciencias del comportamiento en la Escuela de Negocios Booth de la Universidad de Chicago. Nunca he tenido un trabajo real.

Y fue Thaler, dice Kahneman, quien puso la economía en la economía del comportamiento.

KAHNEMAN: La primera subvención que dio Eric Wanner, cuando se convirtió en presidente de la Fundación Russell Sage, fue que Dick Thaler pasara un año conmigo en Vancouver. En ese momento estaba en la Universidad de Columbia Británica.

Después de un tiempo, Thaler comenzó a escribir una columna llamada "Anomalías" en los Revista de perspectivas económicas por sugerencia de su editor, Joseph Stiglitz.

KAHNEMAN: Dick publicó “Anomalías” durante años. Ponen en duda lo básico modelo de agente racional - sistemáticamente, sin predicar. Solo los hechos. Eso tuvo un gran impacto. Cuando pregunta: "¿Cómo surgió la economía del comportamiento?" Es un accidente. Todos los accidentes. Hubo esa reunión en un bar, luego ese año en Vancouver, y luego Joe Stiglitz tuvo una idea sobre "Anomalías".

Ahora la conversación se centró en el proyecto Behavior Change for Good.

BAZERMAN: De lo que la mayoría de las personas en esta sala ha estado hablando es de cómo logran cambios de comportamiento que se mantienen y perduran en el tiempo. Danos sabiduría sobre este tema.

KAHNEMAN: No te voy a dar sabiduría. Pero citaré la idea de que, para mí, es la mejor idea que he escuchado en psicología. Lo escuché cuando era estudiante. Es la historia de cómo induces a las personas a cambiar su comportamiento, como lo enseñó Kurt Lewin. Ahora es mi abuelo intelectual.

Kurt Lewin fue un psicólogo germano-estadounidense que a principios del siglo XX desarrolló varias ideas que se volvieron centrales para la psicología moderna. Entre ellos: que el comportamiento de las personas está fuertemente impulsado por dos fuerzas externas principales.

KAHNEMAN: Hay fuerzas impulsoras que lo impulsan en una dirección particular. Hay fuerzas restrictivas. Lo que te impide ir allí. La noción que ofrece Lewin es que el comportamiento es un equilibrio entre las fuerzas impulsoras y restrictivas. Puede ver que la velocidad a la que conduce, por ejemplo, es un equilibrio. Cuando estás corriendo por algún lugar, te sientes cansado o estás preocupado por la policía. Hay una velocidad de equilibrio. Muchas cosas pueden describirse como un equilibrio entre las fuerzas impulsoras y restrictivas. La idea de Lewin fue que si desea lograr un cambio en el comportamiento, hay una buena manera de hacerlo y una mala manera de hacerlo. La buena forma de hacerlo es disminuyendo las fuerzas restrictivas, no aumentando las fuerzas impulsoras. Eso resulta ser profundamente no intuitivo.

En la mayoría de los casos, explicó Kahneman, tratamos de cambiar el comportamiento de las personas con una mezcla de argumentos, incentivos y amenazas.

KAHNEMAN: Disminuir las fuerzas restrictivas es un tipo de actividad completamente diferente, porque en lugar de preguntar, & # 8220 ¿Cómo puedo lograr que lo haga? & # 8221, comienza con una pregunta de & # 8220¿Por qué no & # 8217 ¿Ya? & # 8221 Pregunta muy diferente. "¿Por qué no?" Luego vas uno por uno sistemáticamente, y preguntas, & # 8220¿Qué puedo hacer para facilitar que esa persona se mueva? & # 8221

Resulta que la forma de facilitar las cosas es casi siempre controlando el entorno del individuo, en términos generales. Simplemente haciéndolo más fácil. ¿Existe algún incentivo que funcione en su contra? Dejemos & # 8217s cambiar los incentivos. ¿Si hay presión social? Si hay alguien que está en contra, quiero influir en B. Pero hay A en el fondo, y en realidad es A quien es una fuerza restrictiva sobre B. Dejemos que & # 8217s trabaje en A, no en B. Nunca había escuchado una idea psicológica que me impresionara tanto como esta, quizás porque estaba en una edad impresionable.

El piso ya se había abierto a preguntas para Kahneman, y disparé.

DUBNER: Esta es una pregunta primordial, pero ¿es solo parte del instinto humano, la suposición de que conducir funciona mejor que restringir? ¿Es un pequeño complejo de dictador lo que todos tenemos, no solo sobre nosotros mismos, sino sobre los demás?

KAHNEMAN: Parece ser que es algo natural. Es decir, cuando quieres mover un objeto, lo mueves. Cuando quieres mover a alguien, intentas moverlo. Pero la idea de mirar la situación desde el punto de vista de ese individuo, que es la única forma en que se pueden encontrar fuerzas restrictivas, no es realmente muy natural. Es primordial. Es muy básico que cuando queremos que las cosas se muevan, las movemos.

BAZERMAN: ¿Katy?

MILKMAN: Una de las cosas en las que estaba pensando es en el riesgo de prometer demasiado. Cada pocos años, escucho a la gente preocuparse por: "¿Hemos prometido demasiado lo que la psicología puede contribuir a la política y la gente espera demasiado de cosas como La unidad de empujoncito en relación con lo que pueden ofrecer? " Tengo curiosidad, mientras nos embarcamos en esta gran aventura, ¿cómo piensa acerca de esos riesgos y cómo manejar las expectativas mientras lo hace de una manera muy pública?

KAHNEMAN: Existe un problema social real que, si presentas de manera realista a las personas lo que se puede lograr para resolver un problema, lo encontrarán completamente poco interesante. Tienes que prometer demasiado para hacer algo. Eso es parte de eso. Toma un problema como la pobreza. El presidente Johnson estaba a punto de resolver el problema y si ... con el objetivo realista, que es reducir esto en un 12% y aumentarlo en un 5% entonces, y así sucesivamente. La gente habría dicho: “Eso es trivial. Queremos resolver el problema ”. Prometer demasiado es parte del juego, ¿sabes? No puede llegar a ninguna parte sin cierto grado de promesas excesivas.

LAIBSON: David Laibson.

KAHNEMAN: Te conozco.

LAIBSON: Estoy de acuerdo en que prometer demasiado tiene la virtud que acelera el esfuerzo inicial. Pero tiene el costo de socavar el esfuerzo en curso. A la luz de todo el trabajo que ha realizado para explicar los sesgos psicológicos, como el falacia de planificación y otros sesgos, que nos llevan a prometer demasiado, no porque lo estemos haciendo como una estrategia sofisticada racional, sino más bien como un error psicológico. Me sorprende oírle decir hoy que prometer demasiado es una estrategia inteligente. Hubiera pensado

KAHNEMAN: Nunca usé la palabra & # 8220 sabia estrategia. & # 8221

LAIBSON: Ah. Pero dijiste que era necesario.

KAHNEMAN: Estaba diciendo que es muy poco probable que suceda de otra manera. Cuando miras los grandes éxitos, las personas que llevaron a cabo esos grandes éxitos fueron, por lo general, irracionalmente optimistas.

LAIBSON: ¿Pero estás recomendando que prometamos demasiado? ¿O estás diciendo que simplemente es una coincidencia?

KAHNEMAN: Solo digo que probablemente prometas demasiado, por muchas buenas razones.

LAIBSON: Está bien, estoy de acuerdo.

KAHNEMAN: No pelearía contigo por esto. Eso no es lo peor que me pasa, creo, porque puede ser necesario conseguir los recursos. Puede ser necesario obtener el entusiasmo inicial que se necesita para hacer cualquier cosa. Hay tanta inercia que las promesas realistas están en gran desventaja. Están en mayor desventaja porque todos los demás prometen demasiado.

Después de la charla de Kahneman, Radio Freakonomics el productor Greg Rosalsky y yo alcanzamos a Kahneman en el pasillo.

ROSALSKY: Obviamente, las personas que están organizando esta conferencia son muy dedicadas. Son disciplinados. Muchos de los experimentos que están diseñando son para el público en general. ¿Tiene alguna lección al pensar en incentivos, cómo diseñar incentivos o experimentos o intervenciones, en general, cuando existe un desajuste entre las personas que están diseñando incentivos y las personas para quienes los incentivos son?

KAHNEMAN: Las personas que no pueden identificarse con sus sujetos no tienen por qué realizar intervenciones o experimentos. Tengo muy poca simpatía por ellos. Ustedes están usando la palabra "incentivos" con más frecuencia que yo. Los incentivos son realmente solo una parte de la historia.

ROSALSKY: "Intervención", tal vez, sería un [término] mejor.

KAHNEMAN: Sí. A lo que tenemos que acostumbrarnos es a que diseñemos las intervenciones tan poderosas como podamos y luego tendrán pequeños efectos. De alguna manera, las personas [que] hacen esto deben saber de antemano que, "Sí, esperamos que tenga un efecto prácticamente significativo y que no resuelva el problema".

ROSALSKY: Al principio de su carrera, estaba haciendo muchas aplicaciones de sus teorías en el mundo real, en el ejército israelí y en otros lugares. Ese entorno versus hacerlo enclaustrado en la academia: ¿cree que hay alguna lección que se pueda aprender de este proyecto?

KAHNEMAN: Bueno, siempre me interesó el mundo real. Nunca vi una diferencia real. Todos los efectos que estudié, ciertamente en el dominio del juicio y la toma de decisiones, fueron efectos reales que esperaba se replicarían en el mundo real. Se basaron en experiencias personales. Encuentro esto completamente natural.

DUBNER: Déjame hacerte una última pregunta: no sé cuánto sabes sobre el proyecto de Angela y Katy. Es extremadamente ambicioso. Tienen socios desde grandes bancos hasta grandes instituciones educativas, empresas de fitness. Tienen acceso a miles, tal vez millones de clientes. Están reuniendo a todos estos investigadores para intentar idear intervenciones. Es enormemente ambicioso. Hay muchas capas para que tenga éxito. Hable solo por un minuto sobre cuáles cree que son las probabilidades de que funcione o en qué dimensiones puede funcionar o dónde podrían sentirse frustrados.

KAHNEMAN: Lo que puede esperar es lo que se llama una mejora prácticamente significativa, que suele ser un pequeño porcentaje. Si obtiene un pequeño porcentaje a un costo relativamente bajo, eso & # 8217 es un éxito. Pero, naturalmente, tienes que querer más y tienes que conformarte con lo que obtienes. El hecho de que estén trabajando a gran escala es de enorme importancia. Eso es un nuevo punto de partida y ese mismo hecho, especialmente si tienen éxito, si fracasan, eso será bastante costoso durante mucho tiempo. Pero creo que tendrán al menos un éxito parcial. Las ideas son buenas. Ellos son buenos. Algo bueno sucederá.

¿“Algo bueno va a pasar”? Quizás. Por otro lado, también dice: "Si fallan, será bastante costoso durante mucho tiempo". Le pregunté a Angela Duckworth si la evaluación de Danny Kahneman la asustaba. Después de todo, ella dedicará la mayor parte de su vida profesional durante los próximos dos años a este proyecto.

DUCKWORTH: Mi poema favorito es Rudyard Kipling, “Si. & # 8221 La segunda línea es, & # 8220Si puedes confiar en ti mismo cuando todos los hombres dudan de ti, pero ten en cuenta sus dudas también. & # 8221 En otras palabras, “Haz lo que & # 8217 vas a hacer. Pero cuando alguien te diga que hay 19 problemas en los que no has pensado, escríbelos todos y luego resuélvelos ".

DUBNER: Gracias por darnos un final al episodio, Angela. Fue muy amable de tu parte.

Estaremos al tanto del proyecto Behavior Change for Good y te lo haremos saber en episodios futuros. Mientras tanto, la próxima vez Radio Freakonomics: Supongo que ha oído hablar de la preocupación de que empresas como Google, Facebook y Amazon se hayan vuelto demasiado poderosas para el bien público:

Barry LYNN: Han desarrollado la capacidad de manipularnos, controlarnos, controlar la información que se nos entrega.

Entraremos en ese problema principal. Pero también la cuestión secundaria de cómo empresas como estas están dando forma a la opinión pública gastando generosamente en centros de estudios y fundaciones.

Franklin FOER: Eso & # 8217s se vuelve relevante porque despidieron a un vociferante crítico de Google desde la fundación.

Con una controversia como esta, seguramente habrá diferentes puntos de vista:

Anne-Marie SACRIFICIO: No pagamos por jugar. Aceptamos fondos y hacemos nuestro trabajo. Esas dos cosas están separadas.

¿Qué tan filantrópico es este tipo de filantropía?

Robert REICH: No creo que los filántropos merezcan esa cantidad de caridad. El poder merece un escrutinio en una sociedad democrática, no gratitud.

El lado oculto de la filantropía corporativa. Esa es la próxima vez, en Radio Freakonomics.

Radio Freakonomics es producido por WNYC Studios y Dubner Productions. Este episodio fue producido por Greg Rosalsky con la ayuda de Harry Huggins. Nuestro personal también incluye a Alison Hockenberry, Merritt Jacob, Stephanie Tam, Eliza Lambert, Emma Morgenstern y Brian Gutierrez. Recibimos ayuda esta semana de Sam Bair. Un agradecimiento especial a Laura Zarrow, Kelly Hughes, Valorie Nash, Octavian Busuioc, Vivian William, y Tanya Gulati por ayudarnos con la conferencia. La música que escuchas a lo largo del episodio fue compuesta por Luis Guerra. Puedes suscribirte a Radio Freakonomics en Apple Podcasts, Stitcher o dondequiera que obtenga sus podcasts. También puede encontrarnos en Twitter, Facebook o por correo electrónico en [email protected]

Aquí es donde puede obtener más información sobre las personas y las ideas de este episodio:


Hojas de trabajo de terapia relacionadas con la psicología positiva

Descargo de responsabilidad: Los recursos disponibles en Therapist Aid no reemplazan la terapia y están destinados a ser utilizados por profesionales calificados. Los profesionales que utilizan las herramientas disponibles en este sitio web no deben practicar fuera de sus propias áreas de competencia. Estas herramientas están destinadas a complementar el tratamiento y no reemplazan la capacitación adecuada.

Aviso de derechos de autor: Therapist Aid LLC es el propietario de los derechos de autor de este sitio web y de todos los materiales / trabajos originales que se incluyen. Therapist Aid tiene el derecho exclusivo de reproducir sus trabajos originales, preparar trabajos derivados, distribuir copias de los trabajos y, en el caso de videos / grabaciones de sonido, realizar o mostrar el trabajo públicamente. Cualquiera que viole los derechos exclusivos del propietario de los derechos de autor es un infractor de los derechos de autor en violación de la Ley de derechos de autor de EE. UU. Para obtener más información sobre cómo se pueden utilizar o no nuestros recursos, consulte nuestra página de ayuda.

Therapist Aid ha obtenido permiso para publicar las obras protegidas por derechos de autor de otros profesionales en la comunidad y ha reconocido las contribuciones de cada autor.


Regresión hacia la media: una introducción con ejemplos

La regresión a la media es un fenómeno estadístico común que puede engañarnos cuando observamos el mundo. Aprender a reconocer cuándo está en juego la regresión a la media puede ayudarnos a evitar malinterpretar los datos y ver patrones que no existen.

Es importante minimizar los casos de mal juicio y abordar los puntos débiles de nuestro razonamiento. Aprender sobre la regresión a la media puede ayudarnos.

Psicólogo ganador del premio Nobel Daniel Kahneman Escribí un libro sobre prejuicios que nublan nuestro razonamiento y distorsionan nuestra percepción de la realidad. Resulta que cometemos toda una serie de errores lógicos porque nuestra intuición y nuestro cerebro no manejan bien las estadísticas simples. Uno de los errores que examina en Thinking Fast and Slow es la infame regresión hacia la media.

La noción de regresión a la media fue desarrollada por primera vez por Sir Francis Galton. La regla dice que, en cualquier serie con fenómenos complejos que dependen de muchas variables, donde interviene el azar, los resultados extremos tienden a ser seguidos por otros más moderados.

En Seeking Wisdom, Peter Bevelin ofrece el ejemplo de John, quien no estaba satisfecho con el desempeño de los nuevos empleados, por lo que los puso en un programa de mejora de habilidades donde midió las habilidades de los empleados:

Sus puntuaciones son ahora más altas que en la primera prueba. John & # 8217s conclusión: & # 8220El programa de mejora de habilidades provocó la mejora en la habilidad. & # 8221 Esto no es & # 8217t necesariamente cierto. Sus puntuaciones más altas podrían ser el resultado de una regresión a la media. Dado que estos individuos se midieron como en el extremo inferior de la escala de habilidades, habrían mostrado una mejora incluso si no hubieran tomado el programa de mejora de habilidades. Y podría haber muchas razones para su desempeño anterior: estrés, fatiga, enfermedad, distracción, etc. Su verdadera capacidad tal vez no haya cambiado.

Nuestro desempeño siempre varía alrededor de un desempeño real promedio. El rendimiento extremo tiende a volverse menos extremo la próxima vez. ¿Por qué? Las medidas de prueba nunca pueden ser exactas. Todas las mediciones se componen de una parte verdadera y una parte de error aleatorio. Cuando las mediciones son extremas, es probable que sean causadas en parte por la casualidad. Es probable que el azar contribuya menos la segunda vez que midamos el desempeño.

Si cambiamos de una forma de hacer algo a otra simplemente porque no tenemos éxito, es muy probable que lo hagamos mejor la próxima vez, incluso si la nueva forma de hacer algo es igual o peor.

Ésta es una de las razones por las que es peligroso extrapolar a partir de muestras pequeñas, ya que es posible que los datos no sean representativos de la distribución. También es la razón por la que James March sostiene que cuanto más tiempo permanece alguien en su trabajo, & # 8220, menor es la diferencia probable entre el registro observado de desempeño y la capacidad real & # 8221. Cualquier cosa puede suceder a corto plazo, especialmente en cualquier esfuerzo que implica una combinación de habilidad y suerte. (La relación entre habilidad y suerte también influye en la regresión a la media).

“La regresión a la media no es una ley natural. Simplemente una tendencia estadística. Y puede que pase mucho tiempo antes de que suceda ".


El cuestionario que Daniel Kahneman quiere que falle

Para revisar este artículo, visite Mi perfil y luego Ver historias guardadas.

Para revisar este artículo, visite Mi perfil y luego Ver historias guardadas.

En pocas palabras, una "heurística" es una herramienta que utilizamos para simplificar el proceso de toma de decisiones. Por ejemplo, si está conduciendo en el Reino Unido por primera vez y no conoce las leyes de tránsito, la heurística puede ayudarlo a asumir correctamente que una luz verde significa continuar y una luz roja significa detenerse. Al aplicar lo que ya sabe sobre la conducción en Estados Unidos, no tendrá que perder horas leyendo sobre las leyes de tránsito de Inglaterra. Sin embargo, esa misma heurística podría resultar perjudicial si comienza a conducir en el carril de la derecha, en contra del tráfico. El psicólogo investigador Daniel Kahneman, ganador del Premio Nobel y tema del artículo de Michael Lewis en la edición de este mes, "El rey del error humano", dedicó gran parte del trabajo de su vida a descubrir y catalogar las heurísticas que usa la gente. Específicamente, se concentró en las situaciones en las que nos desvían. Por naturaleza, las heurísticas son útiles e inexactas. Nuestras mentes las han desarrollado para hacer frente a una amplia gama de problemas. En el próximo libro de Kahneman, Pensar, rápido y lento, separa el proceso de pensamiento en dos tipos: el Sistema 1, en el que la eficiencia se obtiene a costa de la precisión, y el Sistema 2, que requiere mucha atención y, en ocasiones, puede evitar que el Sistema 1 cometa errores. Cuando se le pregunta qué es "2 + 2", el Sistema 1 se hace cargo, pero cuando se le pregunta qué es "17 x 24", el Sistema 2 toma las riendas. Las preguntas de este cuestionario están diseñadas para activar el Sistema 1, que se basa en gran medida en la intuición para proporcionarnos las respuestas que percibir ser correcto. Siempre que te encuentras "yendo con tu instinto", ese es el Sistema 1, que a menudo se interpone en el camino del pensamiento racional. No es de extrañar que la palabra "heurística" tenga su raíz en la palabra "eureka". Continúe y responda este cuestionario, basado (vagamente) en las cuatro décadas de investigación de Kahneman, siga su instinto y vea cuán equivocado está.

1.Una ciudad tiene dos hospitales: uno grande y otro pequeño. Suponiendo que haya un número igual de niños y niñas que nacen cada año en los Estados Unidos, ¿qué hospital tiene más probabilidades de tener cerca del 50 por ciento de niñas y el 50 por ciento de niños nacidos en un día determinado?

C. Aproximadamente lo mismo (digamos, dentro del 5 por ciento entre sí)

2.Un equipo de psicólogos realizó pruebas de personalidad a 100 profesionales, de los cuales 30 eran ingenieros y 70 eran abogados. Se escribieron breves descripciones para cada tema. La siguiente es una muestra de una de las descripciones resultantes:

Jack es un hombre de 45 años. Él está casado y tiene cuatro hijos. Generalmente es conservador, cuidadoso y ambicioso. No muestra ningún interés en los problemas políticos y sociales y pasa la mayor parte de su tiempo libre en sus muchos pasatiempos, que incluyen la carpintería doméstica, la navegación y las matemáticas.

¿Cuál es la probabilidad de que Jack sea uno de los 30 ingenieros?

3a.¿Cuántas citas tuviste el mes pasado?

3b.En una escala del 1 al 5, ¿qué tan feliz estás en estos días (siendo 5 el más feliz)?

4.Imagínese que decidió ver una obra de teatro y pagó $ 10 por el precio de admisión de un boleto. Al entrar en el teatro, descubre que ha perdido la entrada. El teatro no guarda ningún registro de los compradores de entradas, por lo que la entrada no se puede recuperar. ¿Pagarías $ 10 por otro boleto para la obra?

5a.Elija entre obtener $ 900 con seguridad o una probabilidad del 90 por ciento de obtener $ 1,000.

B. 90 por ciento de posibilidades de obtener $ 1,000

5b.Elija entre perder $ 900 con seguridad o una probabilidad del 90 por ciento de perder $ 1,000.


4. Sesgo de disponibilidad: depender demasiado de la facilidad con la que la información viene a la mente.

El sesgo de disponibilidad significa que juzgamos algo como más importante o más verdadero en función de la facilidad con la que nos vienen a la mente ejemplos.

El terrorismo es eficaz debido al sesgo de disponibilidad. En Pensar, rápido y lentoKahneman dice que una vez su país, Israel, fue atacado por varios terroristas suicidas que tenían como objetivo autobuses. Intelectualmente sabía que la probabilidad de que lo matara una bomba era menor que la probabilidad de morir en un accidente automovilístico al azar. Sin embargo, todavía estaba afectado por las vívidas historias de las noticias y se encontró acelerando más rápido de lo habitual que pasaban los autobuses.

La cobertura mediática de asesinatos y accidentes nos hace sentir que son mucho más comunes de lo que realmente son. Los accidentes automovilísticos y aéreos reciben muchos más clics y, por lo tanto, dólares publicitarios que una muerte por enfermedad de rutina en un hospital. Sin embargo, el hecho es que la diabetes por sí sola mata 4 veces más personas que todos los accidentes combinados.

Sesgo de confirmación

¿Cómo averiguamos si una afirmación es verdadera? Nuestro Sistema 1 busca coincidencias positivas en la memoria. Esta es una forma de sesgo de confirmación.

  • Por ejemplo, si se le pregunta a la gente & # 8220 ¿Eres una persona amigable? & # 8221 luego, automáticamente tratan de recordar situaciones en las que fueron amistosos.
  • Por otro lado, si se les pregunta & # 8220 ¿Eres una persona antipática? & # 8221 luego buscarán en su memoria momentos en los que no fueron agradables.

Entonces, nuestro Sistema 1 funciona buscando ejemplos que confirmen una declaración. Desafortunadamente, este proceso nos deja temporalmente ciegos ante cualquier contraejemplo. Esta tendencia humana a tener puntos ciegos se llama & # 8220Lo que ves es todo lo que hay & # 8221 por Kahneman, y dice que conduce a creencias excesivamente seguras sobre la base de evidencia débil.

En el libro Pre-Suasion, el profesor Robert Cialdini dice que una de las técnicas de persuasión más poderosas es dirigir la atención de una persona. El escribe, & # 8220Se dice que & # 8216pagamos & # 8217 atención […] cuando se presta atención a algo, el precio es la pérdida de atención a otra cosa. De hecho, debido a que la mente humana parece ser capaz de tener solo una cosa en la conciencia consciente a la vez, el precio es una pérdida momentánea de atención enfocada a todo lo demás. & # 8221 Obtenga más información sobre la ciencia de la atención y la persuasión leyendo nuestro resumen de Pre-Suasion de Robert Cialdini.

El sesgo de disponibilidad significa que verificamos si una afirmación es verdadera por la facilidad con la que se nos ocurren ejemplos. Esto nos hace sobrestimar los riesgos de eventos raros que reciben mucha cobertura de los medios, como los ataques de tiburones y el terrorismo. También nos volvemos ciegos a los contraejemplos, una forma de sesgo de confirmación.


Artículos de revistas, capítulos y reseñas

Kahneman, D., Rosenfield, A.M. , Gandhi, L., Blaser, T. (2016). Reducir el ruido en la toma de decisiones. Harvard Business Review, 94(12), 18-18.

Kahneman, D. (2014). Una nueva etiqueta para la replicación. Psicología Social, 45(4), 310-311.

Kahneman, D., Lovallo, D. Sibony, O. (2011) Antes de tomar esa gran decisión. Harvard Business Review, 89(6), 50-60.

Dockray, S., Grant, N., Stone A. et al.(2010) Una comparación de las calificaciones de afecto obtenidas con la evaluación ecológica momentánea y el método de reconstrucción diurna. Investigación de Indicadores Socialesh, 99 (2), 269-283.

McGraw, A.P., Larsen, J.T., Kahneman, D. (2010) Comparación de ganancias y pérdidas. ciencia psicológica, 21(10), 1438-1445.

Morewedge, C.K., Kahneman, D. (2010) Procesos asociativos en juicio intuitivo. Tendencias en ciencias cognitivas, 14(10), 435-440.

Diener, E., Kahneman, D., Tov., W. y Arora, R. (2010). Asociación de ingresos con juicios de vida versus sentimientos. E. Diener, J. Helliwell, D. Kahneman (Eds). Diferencias internacionales en bienestar. Capítulo 1, 3-15.

Frederick, S., Kahneman, D., Mochon, D. (2010). Elaborar una teoría de anclaje más sencilla. Revista de psicología del consumidor, 20(1), 17-19.

Kahneman, D., Deaton, A. (2010). Los ingresos altos mejoran la evaluación de la vida, pero no el bienestar emocional. Actas de la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos de América, 107 (38), 16489-16493.

Kahneman, D. (2009). El mito de las actitudes frente al riesgo. Diario de gestión de carteras, 36(1), 1-1.

Kahneman, D., Klein, G. (2009). Condiciones para la pericia intuitiva No estar en desacuerdo. Psychologis estadounidenset, 64 (6), 515-526.

Kahneman, D. (2009). Un enfoque diferente a la valoración del estado de salud. Valor en salud¸ 12, S16-S17.

Kahneman, D. y Renshon, J. (2009). "Prejuicios de Hawkish", en Trevor Thrall y Jane Cramer (eds.) La política exterior estadounidense y la política del miedo: amenaza de inflación desde el 11 de septiembre (págs. 79-96). Nueva York:
Routledge.

Krueger, A.B., Kahneman, D., Fischler, C., et al (2009). Uso del tiempo y bienestar subjetivo en Francia y EE. UU. Investigación de indicadores sociales, 93(1), 7-18.

Miron-Shatz, T., Stone, A., Kahneman, D. (2009). Recuerdos de las emociones de ayer: ¿Afecta la valencia de la experiencia a la brecha entre la memoria y la experiencia? Emoción, 9(6), 885-891.

Schwarz, N., Kahneman, D. y amp Xu, J. (en prensa). Informes globales y episódicos de experiencia hedónica. En
R. Belli, D. Alwin y F. Stafford (Eds.), Uso de métodos de calendario y diario en la investigación de eventos de la vida (págs. 00-00). Newbury Park, CA: Sage.

Dolan, P. y Kahneman, D. (2008). Interpretaciones de utilidad y sus implicaciones para la valoración de la salud. La Revista Económica, 118, 215-234.

Schacter, D.L., Dawes, R., Jacoby, L.L., Kahneman, D., Lempert, R., Roediger, H.L. y Rosenthal, R.
(2008). Foro de políticas: estudio de las investigaciones de testigos presenciales en el campo. Ley y comportamiento humano, 32, 3-5.

Kahneman D. y Frederick S. (2007). Marcos y cerebros: obtención y control de tendencias de respuesta. Tendencias en ciencias cognitivas, 11, 45-46.

Kahneman, D. y Renshon, J. (2007, enero / febrero). Por qué ganan los halcones. La política exterior, 158, 34-38.

Kahneman, D. y Thaler R.H. (2006). Anomalías: maximización de la utilidad y utilidad experimentada. Revista de perspectivas económicas, 20, 221-234.

Stone A.A., Schwartz J.E., Schwarz N., et al. (2006). Un enfoque poblacional para el estudio de la emoción: ritmos diurnos de una jornada laboral examinados con el método de reconstrucción diurna. Emoción, 6, 139-149.

Kahneman D. y Riis J. (2005). Vivir y pensar en ello: dos perspectivas de la vida. En F.A. Huppert, N. Baylis & amp B. Keverne (Eds.), La ciencia del bienestar (págs. 285-304). Oxford: Prensa de la Universidad de Oxford.

Kahneman, D. y Sugden R. (2005). Utilidad experimentada como estándar de evaluación de políticas. Economía ambiental y de recursos, 32, 161-81.

Kahneman, D. y Frederick, S. (2005). Un modelo de juicio heurístico. En K.J. Holyoak y amp R.G. Morrison (Eds.), El manual de Cambridge de pensamiento y razonamiento (págs. 267-293). Nueva York: Cambridge University Press.

Bateman I., Kahneman, D., Munro, A., Starmer, C. y Sugden, R. (2005). Prueba de modelos competitivos de aversión a las pérdidas: una colaboración contradictoria. Revista de Economía Públicas, 89, 1561-1580.

Novemsky, N. y Kahneman, D. (2005). Los límites de la aversión a las pérdidas. Revista de investigación de mercados, 42, 119-128.

Novemsky N. y Kahneman D. (2005). ¿Cómo afectan las intenciones la aversión a las pérdidas? Revista de investigación de mercados, 42, 139-140.

Kahneman, D., Krueger A.B., Schkade D., Schwarz, N. y Stone, A. (2004). Hacia cuentas nacionales de bienestar. American Economic Review, 94, 429-434.

Redelmeier D.A., Katz, J. y Kahneman, D. (2003). Recuerdos de la colonoscopia: un ensayo aleatorizado. Dolor, 104, 187-194.

Lovallo D. y Kahneman D. (2003). Delirios de éxito: cómo el optimismo socava las decisiones de los ejecutivos. Harvard Business Review, 81, 56-63.

Kahneman D. (2003). Una perspectiva psicológica de la economía. American Economic Review, 93, 162-168.

Kahneman, D. (2003). Mapas de racionalidad limitada: una perspectiva sobre el juicio y la elección intuitivos. En T. Frangsmyr [Fundación Nobel], (Ed.), Les Prix Nobel: The Nobel Prizes 2002 (págs. 449-489). Estocolmo: Fundación Nobel.

Kahneman, D. (2003). Una perspectiva sobre el juicio y la elección: mapeo de la racionalidad limitada. Psicólogo estadounidense, 58, 697-720.

Kahneman, D. (2003). Experiencias sociales de investigación. Psicólogo estadounidense, 58(9), 723-730.

Nickerson, C., Schwarz, N., Diener E. y Kahneman D. (2003). Concentrándose en el lado oscuro del sueño americano: una mirada más cercana a las consecuencias negativas del objetivo para el éxito financiero. ciencia psicológica, 14, 531-536.

Kahneman, D. y Frederick, S. (2002). Representatividad revisada: sustitución de atributos en el juicio intuitivo. En T. Gilovich, D. Griffin y D. Kahneman (Eds.), Heurísticas y sesgos: la psicología del juicio intuitivo (págs. 49-81). Nueva York: Cambridge University Press.

Sunstein, C.R., Kahneman, D., Schkade, D. y Ritov, I. (2002). Juicios predeciblemente incoherentes. Revisión de la ley de Stanford, 54, 1153-1215.

Griffin, D.W. y Kahneman, D. (2002). Heurística del juicio: ¿Fortalezas o debilidades humanas? En L. Aspinwall y U. Staudinger, (Eds.), Una psicología de las fortalezas humanas: perspectivas sobre un campo emergente (págs. 165-178). Washington, D.C.: Libros APA.

Mellers, A., Hertwig, R. y Kahneman, D. (2001). ¿Las representaciones de frecuencia eliminan los efectos de conjunción? Un ejercicio de colaboración contradictoria. ciencia psicológica, 12, 269-275.

Breiter, H.C., Aharon, I., Kahneman, D., Dale, A. y Shizgal, P. (2001). Imágenes funcionales de respuestas neuronales a la expectativa y experiencia de ganancias y pérdidas monetarias. Neurona, 30, 619-639.

Kunreuther, H., Novemsky, N. y Kahneman, D. (2001). Haciendo que las probabilidades bajas sean útiles. Diario de riesgo e incertidumbre, 23, 103-120.

Sunstein, C., Schkade, D. y Kahneman, D. (2000). ¿Quiere la gente una disuasión óptima? Revista de estudios jurídicos, 2 , 237-254.

Lovallo, D. y Kahneman, D. (2000). Vivir con incertidumbre: atractivo y tiempo de resolución. Diario de toma de decisiones conductuales, 13, 179-190.

Schreiber, C.A. y Kahneman, D. (2000). Determinantes de la utilidad recordada de los sonidos aversivos. Revista de psicología experimental: General, 129, 27-42.

Schkade, D., Sunstein, C. y Kahneman, D. (2000). Deliberar sobre los dólares: el cambio de gravedad. Revisión de la ley de Columbia, 100, 1139-1175.

Kahneman, D. (2000). Utilidad experimentada y felicidad objetiva: un enfoque basado en el momento. En D. Kahneman y A. Tversky (Eds.), Opciones, valores y marcos (págs. 673-692). Nueva York: Cambridge University Press y Russell Sage Foundation.

Kahneman, D. (2000). Evaluación por momentos: pasado y futuro. En D. Kahneman y A. Tversky (Eds.), Opciones, valores y marcos (págs. 693-708). Nueva York: Cambridge University Press y Russell Sage Foundation.

Ariely, D., Kahneman, D. y Loewenstein, G. (2000). Comentario conjunto sobre "¿Cuándo importa la duración en el juicio y la toma de decisiones?" (Ariely y Loewenstein, 2000). JDiario de Psicología Experimental: General, 129, 524-529.

Kahneman, D. (2000). Un punto de vista psicológico: Violaciones de reglas racionales como diagnóstico de procesos mentales [Comentario sobre Stanovich y West]. Ciencias del comportamiento y del cerebro, 23, 681-683.

Kahneman, D. (1999). Felicidad objetiva. En D. Kahneman, E. Diener y N. Schwarz (Eds.), Bienestar: fundamentos de la psicología hedónica (págs. 3 a 25). Nueva York: Russell Sage Foundation Press.

Kahneman, D., Ritov, I. y Schkade, D. (1999). ¿Preferencias económicas o expresiones de actitud? Un análisis de las respuestas del dólar a los problemas públicos. Diario de riesgo e incertidumbre, 19, 220-242.

Ratner, R.K., Kahn, B.E. y Kahneman, D. (1999). Elegir experiencias menos preferidas en aras de la variedad. Revista de investigación del consumidor, 26, 1-15.

Keinan, G., Friedland, N., Kahneman, D. y Roth, D. (1999). El efecto del estrés en la supresión de respuestas competitivas erróneas. Ansiedad, estrés y afrontamiento, 12, 455-476.

Green, D., Jacowitz, K., Kahneman, D y McFadden, D. (1998). Referéndum de valoración contingente, anclaje y disposición a pagar por bienes públicos. Economía de los recursos y la energía, 20, 85-116.

Kahneman, D., Schkade, D. y Sunstein, C. (1998). La indignación compartida y las adjudicaciones erráticas: la psicología de los daños punitivos. Diario de riesgo e incertidumbre, 16, 49-86.

Gilovich, T., Medvec, V.H. y Kahneman, D. (1998). Variedades de arrepentimiento: debate y resolución parcial. Revisión psicológica, 105, 602-605.

Kahneman, D. y Riepe, M. (1998). Aspectos de la psicología del inversor. El diario de gestión de carteras, 24, 52-65.

Schkade, D. y Kahneman, D. (1998). ¿Vivir en California hace feliz a la gente? Una ilusión focalizada en juicios de satisfacción con la vida. ciencia psicológica, 9, 340-346.

Sunstein, C., Kahneman, D. y Schkade, D. (1998). Evaluación de daños punitivos. Revista de derecho de Yale, 107, 2071-2153.

Ritov, I. y Kahneman, D. (1997). Cómo las personas valoran el medio ambiente: actitudes versus valores económicos. En M.H. Bazerman, D.M. Messick, A.E. Tenbrunsel y amp K.A. Wade-Benzoni, (Eds.), Medio ambiente, ética y comportamiento: la psicología de la valoración y degradación ambiental (págs. 33-51). San Francisco, CA: The New Lexington Press.

Kahneman, D., Wakker, P.P. y Sarin, R. (1997). ¿De vuelta a Bentham? Exploraciones de utilidad experimentada. Revista trimestral de economía, 112, 375-405.

Thaler, R.H., Tversky, A., Kahneman, D. y Schwartz, A. (1997). El efecto de la miopía y la aversión a las pérdidas en la toma de riesgos: una prueba experimental. Revista trimestral de economía, 112, 647-661.

Kahn, B.E., Ratner, R. y Kahneman, D. (1997). Patrones de consumo hedónico a lo largo del tiempo. Cartas de marketing, 8, 85-96.

Kahneman, D. y Tversky, A. (1996). Sobre la realidad de las ilusiones cognitivas: una respuesta a la crítica de Gigerenzer. Revisión psicológica, 103, 582-591.

Redelmeier, D. y Kahneman, D. (1996). Recuerdos de los pacientes sobre tratamientos médicos dolorosos: evaluaciones en tiempo real y retrospectivas de dos procedimientos mínimamente invasivos. Dolor, 66, 3-8.

McCaffery E.J., Kahneman, D. y Spitzer, M.L. (1995). Encuadrando al jurado: Perspectivas cognitivas sobre premios al dolor y sufrimiento. Revisión de la ley de Virginia, 81, 1341-1420.

Kahneman, D. y Tversky, A. (1995). Resolución de conflictos: una perspectiva cognitiva. En K. Arrow, R.H. Mnookin, L. Ross, A. Tversky y R. Wilson (Eds.), Barreras para la resolución de conflictos (págs. 44-61). Nueva York: Norton.

Jacowitz, K.E. y Kahneman D. (1995). Medidas de anclaje en tareas de estimación. Boletín de personalidad y psicología social, 21, 1161-1166.

Kahneman, D. (1995). Variedades de pensamiento contrafáctico. En N.J. Roese y J.M. Olson (Eds.), Lo que podría haber sido: La psicología social del pensamiento contrafáctico (págs. 375-396). Hillsdale, Nueva Jersey: Erlbaum.

Green, D., Kahneman, D. y Kunreuther, H. (1994). Cómo el método y el alcance de la financiación pública afectan la disposición a pagar por bienes públicos. Opinión Pública Trimestral, 58, 48-67.

Kahneman, D. (1994). Nuevos desafíos al supuesto de racionalidad. Revista Institucional y Economía teórica, 150, 18-36.

Kahneman, D. y Ritov, I. (1994). Determinantes de la disposición declarada a pagar por bienes públicos: un estudio en el método de titulares. Diario de riesgo e incertidumbre, 9, 5-38.

Kahneman, D. y Lovallo, D. (1993). Elecciones tímidas y pronósticos audaces: una perspectiva cognitiva sobre la asunción de riesgos. Ciencias de la gestión, 39, 17-31.

Redelmeier, D.A., Rozin, P. y Kahneman, D. (1993). Comprensión de las decisiones de los pacientes: perspectivas cognitivas y emocionales. Revista de la Asociación Médica Estadounidense, 270, 72-76.

Fredrickson, B.L. y Kahneman, D. (1993). Descuido de la duración en evaluaciones retrospectivas de episodios afectivos. Revista de personalidad y psicología social, 65, 45-55.

Kahneman, D., Ritov, I., Jacowitz, K.E. y Grant, P. (1993). Disposición declarada a pagar por bienes públicos: un análisis psicológico. ciencia psicológica, 4, 310-315.

Kahneman, D., Fredrickson, D.L., Schreiber, C.A. , y Redelemeier, D.A. (1993). Cuando se prefiere más dolor a menos: Añadiendo un mejor final. ciencia psicológica, 4, 401-405.

Kahneman, D. y Knetsch, J.L. (1992). Valorar los bienes públicos: La compra de satisfacción moral. Revista de Economía y Gestión Ambiental, 22, 57-70.

Kahneman, D. y Knetsch, J.L. (1992). Valoración contingente y valor de los bienes públicos: Respuesta. Revista de Economía y Gestión Ambiental, 22, 90-94.

Kahneman, D. (1992). Puntos de referencia, anclas, normas y sentimientos encontrados. Comportamiento organizacional y procesos de decisión humana, 51, 296-312.

Kahneman, D., Treisman, A. y Gibbs, B.J. (1992). La revisión de archivos de objetos: integración de información específica de objetos. Psicología cognitiva, 24, 175-219.

Varey, C. y Kahneman, D. (1992). Experiencias extendidas en el tiempo: Evaluación de momentos y episodios. Diario de toma de decisiones conductuales, 5, 169-186.

Kahneman, D. y Snell, J. (1992). Predecir un gusto cambiante. Diario de toma de decisiones conductuales, 5, 187-200.

Fox, C. y Kahneman, D. (1992). Correlación, causalidad e inferencia en encuestas de satisfacción con la vida. Indicadores sociales, 27, 221-234.

Tversky, A. y Kahneman, D. (1992). Avances en la teoría prospectiva: Representación acumulativa de la incertidumbre. Diario de riesgo e incertidumbre, 5, 297-323.

Kahneman, D. (1991). Juicio y toma de decisiones: una visión personal. ciencia psicológica, 2, 142-145.

Kahneman, D. y Varey, C. (1991). Notas sobre la psicología de la utilidad. En J.E. Roemer y J.E. Elster (Eds.), Comparaciones interpersonales de bienestar (págs. 127-163). Nueva York: Cambridge University Press.

Kahneman, D., Knetsch, J.L. y Thaler, R.H. (1991). Anomalías: el efecto de la dotación, la aversión a las pérdidas y el sesgo del statu quo. La Revista de Perspectivas Económicas, 5, 193-206.

Kahneman, D. y Thaler, R.H. (1991). Análisis económico y psicología de la utilidad: aplicaciones a la política retributiva. American Economic Review, 81, 341-352.

Tversky, A. y Kahneman, D. (1991). La aversión a la pérdida en la elección sin riesgo: un modelo dependiente de la referencia. Revista trimestral de economía, 106, 1039-1061.

Kahneman, D., Knetsch, J.L. y Thaler, R.H. (1990). Pruebas experimentales del efecto dotación y el teorema de Coase. Revista de Economía Política, 98, 1325-1348.

Kahneman, D. y Snell, J. (1990). Predicción de la utilidad. En R.M. Hogarth (Ed.), Perspectivas en la toma de decisiones: un tributo a Hillel J. Einhorn (págs. 295-310). Chicago, IL: University of Chicago Press.

Kahneman, D. y Varey, C.A. (1990). Propensiones y contrafactuales: El perdedor que casi gana. Revista de personalidad y psicología social, 59, 1101-1110.

Tversky, A., Slovic, P. y Kahneman, D. (1990). Las causas de la inversión de preferencias. American Economic Review, 80, 204-217.

Kahneman, D. (1988). Economía experimental: una perspectiva psicológica. En R. Tietz, W. Albers y R. Selten (Eds.), Comportamiento racional limitado en juegos y mercados experimentales (págs. 11-18). Berlín: Springer-Verlag.

Kahneman, D. y Miller, D.T. (1986). Teoría de la norma: comparar la realidad con sus alternativas. Revisión psicológica, 93, 136-153.

Tversky, A. y Kahneman, D. (1986). Elección racional y encuadre de decisiones. Revista de negocios, 59, S251-S278.

Kahneman, D., Knetsch, J.L. y Thaler, R.H. (1986). Equidad y los supuestos de la economía. Revista de negocios, 59, S285-S300.

Kahneman, D. y Treisman, A. (1984). Cambio de visiones de atención y automaticidad. En R. Parasuraman, D.R. Davies y J. Beatty (Eds.), Variantes de atención (págs. 29-61). Nueva York: Academic Press.

Kahneman, D. y Tversky, A. (1984). Elecciones, valores y marcos. Psicólogo estadounidense, 39, 341-350.

Tversky, A. y Kahneman, D. (1983). Razonamiento extensivo versus intuitivo: la falacia de la conjunción en el juicio de probabilidad. Revisión psicológica, 90, 293-3l5.

Kahneman, D., Treisman, A. y Burkell, J. (1983). El costo del filtrado visual. Journal of Experimental Psychology: Human Perception and Performance, 9, 510-522.

Kahneman, D. y Chajczyk, D. (1983). Pruebas de la automaticidad de la lectura: Dilución de los efectos de Stroop por estímulos irrelevantes del color. Journal of Experimental Psychology: Human Perception and Performance, 9, 497-509.

Treisman, A., Kahneman, D. y Burkell, J. (1983). Objetos perceptivos y coste de filtrado. Percepción y psicofísica, 33, 527-532.

Kahneman, D. y Tversky, A. (1982). Sobre el estudio de las intuiciones estadísticas. Cognición, 11, 123-141.

Kahneman, D. y Tversky, A. (1982). Variantes de incertidumbre. Cognición, 11, 143-157.

Kahneman, D. y Tversky, A. (1982). La psicología de las preferencias. Científico americano, 246, 160-173.

Kahneman, D. y Tversky, A. (1982). Juicios de y por representatividad. En D. Kahneman, P. Slovic & amp A. Tversky (Eds.), Juicio bajo incertidumbre: heurísticas y sesgos (págs. 84-98). Nueva York: Cambridge University Press.

Tversky, A. y Kahneman, D. (1982). Impacto probatorio de las tarifas base. En D. Kahneman, P. Slovic & amp A. Tversky (Eds.), Juicio bajo incertidumbre: heurísticas y sesgos (págs. 153-160). Nueva York: Cambridge University Press.

Kahneman, D. y Tversky, A. (1982). La heurística de la simulación. En D. Kahneman, P. Slovic & amp A. Tversky (Eds.), Juicio bajo incertidumbre: heurísticas y sesgos (págs.201-208). Nueva York: Cambridge University Press.

Kahneman, D. y Henik, A. (1981). Organización y atención perceptiva. En M. Kubovy y J.R. Pomerantz (Eds.), Organización perceptual (págs. 181-211). Hillsdale, Nueva Jersey: Erlbaum.

Tversky, A. y Kahneman, D. (1980). Esquemas causales en juicios bajo incertidumbre. En M. Fishbein (Ed.), Progreso en psicología social (págs. 49-72). Hillsdale, Nueva Jersey: Erlbaum.

Kahneman, D. (1980). Ingeniería humana de decisiones. En M. Kranzberg (Ed.), Ética en una era de tecnología generalizada (190-192).Boulder, CO: Westview Press.

Kahneman, D. y Tversky, A. (1979). Predicción intuitiva: Sesgos y procedimientos correctivos. Gestión Ciencias, 12, 313-327.

Kahneman, D. (1979). Mecanismos que producen duraciones críticas. Las ciencias del comportamiento y el cerebro, 2, 265-266.

Kafry, D. y Kahneman, D. (1977). Capacidad compartida y refractariedad en reacciones sucesivas. Habilidades motoras y perceptivas, 44, 327-335.

Tversky, A. y Kahneman, D. (1977). Pensamiento causal en juicio bajo incertidumbre. En R. Butts y J. Hintekka (Eds.), Problemas básicos de metodología y lingüística (págs. 167-190). Dordrecht, Holanda: D. Reidel Publishing Company.

Kahneman, D. y Henik, A. (1977). Efectos de la agrupación visual sobre el recuerdo inmediato y la atención selectiva. En S. Dornic (Ed.), Atención y rendimiento VI (págs. 307-332). Hillsdale, Nueva Jersey: Erlbaum.

Kahneman, D. (1975). Esfuerzo, reconocimiento y recuerdo en la atención auditiva. En P.M.A. Rabbitt y S. Dornic (Eds.), Atención y Rendimiento V (65-80). Nueva York: Academic Press.

Ninio, A. y Kahneman, D. (1974). Tiempo de reacción en atención focalizada y dividida. Revista de psicología experimental, 103, 393-399.

Kahneman, D. (1974). Limitaciones cognitivas y toma de decisiones públicas. En Ciencia y valores absolutos: Actas de la Tercera Conferencia Internacional sobre la Unidad de las Ciencias (1261-1281). Londres: Fundación Cultural Internacional.

Kahneman, D. y Tversky, A. (1973). En la psicología de la predicción. Revisión psicológica, 80, 237-25l.

Tversky, A. y Kahneman, D. (1973). Disponibilidad: una heurística para juzgar la frecuencia y la probabilidad. Psicología cognitiva, , 207-232.

Kahneman, D., Ben-Ishai, R. y Lotan, M. (1973). Relación de una prueba de atención a los accidentes de tráfico. Revista de psicología aplicada, 58, 113-115.

Kahneman, D. y Tversky, A. (1972). Probabilidad subjetiva: juicio de representatividad. Psicología cognitiva, 3, 430-454.

Kahneman, D. y Wright, P. (1971). Cambios en el tamaño de la pupila y estrategias de ensayo en una tarea de memoria a corto plazo. Revista trimestral de psicología experimental, 23, 187-196.

Tversky, A. y Kahneman, D. (1971). La creencia en la ley de los números pequeños. Boletín psicológico, 76, 105-110.

Wright, P. y Kahneman, D. (1971). Evidencia de estrategias alternativas de retención de oraciones. Revista trimestral de psicología experimental, 23, 197-213.

Kahneman, D. (1971). Cambios en el tamaño de la pupila y discriminación visual durante el esfuerzo mental. En J.R. Pierce y J.R. Levene (Eds.), Ciencias visuales: Actas del Simposio Internacional de 1968. Bloomington, IN: Indiana University Press.

Kahneman, D. (1970). Observaciones sobre el control de la atención. Acta Psychologica, 33, Atención y Desempeño III (A.F. Sanders, Ed.), 118-131.

Kahneman, D., Wolman, R. (1970). Movimiento estroboscópico: efectos de duración e intervalo. Percepción y psicofísica, 8, 161-164.

Kahneman, D. y Peavler, W.S. (1969). Efectos incentivadores y cambios pupilares en el aprendizaje asociativo. Revista de psicología experimental, 79, 312-318.

Kahneman, D., Tursky, B., Shapiro, D. y Crider, A. (1969). Cambios en la pupila, la frecuencia cardíaca y la resistencia de la piel durante una tarea mental. Revista de psicología experimental, 79, 164-167.

Kahneman, D. (1968). Efectos de la verbalización y el incentivo sobre la respuesta pupilar a la actividad mental. Revista Canadiense de Psicología, 22, 186-196.

Kahneman, D. (1968). Métodos, hallazgos y teoría en estudios de enmascaramiento visual. Boletín psicológico, 70, 404-425.

Kahneman, D., Onuska, L. y Wolman, R. (1968). Efectos de la agrupación sobre la respuesta pupilar en una tarea de memoria a corto plazo. Revista trimestral de psicología experimental, 20, 309-311.

Kahneman, D. (1967). Una ley de inicio para un caso de movimiento aparente y metacontraste. Percepción y psicofísica, 2, 577-584.

Kahneman, D. (1967). Efectos temporales en la percepción de luz y forma. En W. Wathen-Dunn (Ed.), Modelos para la percepción del habla y la forma visual. (págs. 157-170). Cambridge: M.I.T. Presionar.

Kahneman, D. y Beatty, J. (1967). Respuestas pupilares en una tarea de discriminación de tono. Percepción y psicofísica, 2, 101-105.

Kahneman, D., Beatty, J. y Pollack, I. (1967). Déficit de percepción durante una tarea mental. Ciencias, 157, 218-219.

Kahneman, D., Norman, J. y Kubovy, M. (1967). Duración crítica para la resolución de la forma: ¿determinada central o periféricamente? Revista de psicología experimental, 73, 323-327.

Beatty, J. y Kahneman, D. (1966). Cambios pupilares en dos tareas de memoria. Ciencia psiconómica, 5, 371-372.

Kahneman, D. (1966). Reciprocidad tiempo-intensidad en la agudeza en función de la luminancia y el contraste figura-fondo. Investigación de la visión, 6, 207-215.

Kahneman, D. (1966). Reciprocidad de intensidad de tiempo bajo diversas condiciones de adaptación y enmascaramiento hacia atrás. Revista de psicología experimental, 71, 543-549.

Kahneman, D. y Beatty, J. (1966). Diámetro de la pupila y carga de memoria. Ciencias, 154, 1583-1585.

Kahneman, D. y Schild, E.O. (1966). Formación de agentes del cambio social en Israel: definición de objetivos y enfoque formativo. Organización humana, 25, 323-327.

Kahneman, D. (1965). Control de asociación espuria y confiabilidad de la variable controlada. Boletín psicológico, 64, 326-329.

Kahneman, D. (1965). Duración de la exposición y contraste efectivo figura-fondo. Revista trimestral de psicología experimental, 17, 308-314.

Kahneman, D. (1964). Suma temporal en tareas de agudeza en diferentes niveles de energía: un estudio de los determinantes de la suma. Investigación de la visión, 4, 557-566.

Kahneman, D. y Norman, J. (1964). La relación tiempo-intensidad en la percepción visual en función de la tarea del observador. Revista de psicología experimental, 6, 215-220.

Flom, M.C., Weynouth, F.W. y Kahneman, D. (1963). Resolución visual e interacción de contorno. Revista de la Optical Society of America, 53, 1026-1032.

Kahneman, D. (1963). El diferencial semántico y la estructura de inferencias entre atributos. Revista estadounidense de psicología, 76, 554-567.


El sistema es esclavo de nuestro sistema 1

Para resumir, sabiendo esto se podría decir que nuestro sistema 2 es un esclavo de nuestro sistema 1. Nuestro sistema 1 envía sugerencias a nuestro sistema 2. Quien luego las convierte en creencias. ¿Quiere saber más sobre las diferencias entre el sistema 1 y 2? Hemos hecho una descripción más detallada de las principales características del sistema 1 y 2. ¿O tal vez le gustaría escuchar al propio Daniel Kahneman explicar el concepto de sistema 1 y 2? Este es un video corto pero bueno para ver. Solo dura 6,35 minutos.


Ver el vídeo: Daniel Kahneman u0026 Yuval Noah Harari in conversation (Agosto 2022).